Publicidad

El CD Claret se plantea buscar el ascenso a Liga EBA la próxima temporada. Para ello, el club segoviano trabaja ya en la confección de la plantilla, con el objetivo de dar un salto físico y de calidad en sus filas. Tras dos campañas en Primera Nacional, el conjunto claretiano se marca una ambiciosa meta, en la que tendrá que reforzarse para asegurarse llegar a la fase de ascenso.

En este segundo curso, el equipo dirigido por Diego Pascual terminó entre los cuatro primeros en el campeonato liguero, empatado a puntos (10) con el tercero, el Venta de Baños, en el momento que se detuvo la competición por la situación de COVID-19. Esa posición le habría dado el pase a disputar el play-off. En la Copa de Castilla y León, el Claret también se coló entre los cuatro mejores planteles de la Comunidad al llegar a semifinales.

Para la siguiente temporada, al no haber descensos desde EBA y al haberse confirmado el ascenso del CBC Valladolid y del Agustinos, el cuadro segoviano ya conoce prácticamente a todos sus rivales, a la espera de ver si sube alguno desde las ligas provinciales de la región. Este factor ha impulsado a la entidad claretiana a buscar un plus para intentar el ascenso. La planificación de la pasada pretemporada fue la de mantener el grupo de jóvenes segovianos y reforzarse con jugadores contrastados en la categoría. De esta manera, llegaron a la disciplina verde Borja Sanz, Alberto Álvarez o, más recientemente, el malí Oumar Dramé, que apenas pudo disputar dos partidos a las órdenes de Pascual.

Con vistas a las nuevas incorporaciones, el equipo precisa integrantes en las posiciones de base o de interior. Para ello, el club ha abierto un plazo de preinscripción hasta el 12 de julio a través de la plataforma web ‘Scoutim’, en el que los interesados deben acreditar su trayectoria deportiva, estadísticas oficiales y, a poder ser, vídeos de juego. Una vez que cumplimentado el proceso, el Claret se pondrá en contactos con los jugadores para iniciar el proceso de pruebas de acceso.