El Club Deportivo Claret está a un paso de no salir a competir en la Liga EBA de baloncesto tras la infructuosa reunión que mantuvo con la Concejalía de Deportes a cuenta de las horas de uso del pabellón Emperador Teodosio.

El conjunto de baloncesto realizó la petición de horas de uso de la instalación al Instituto Municipal de Deportes, solicitando más horas para los conjuntos de su cantera, y las mismas de años anteriores para el equipo de Liga EBA, que pasaría a entrenar los lunes, martes, jueves y viernes de 20.00 horas a 22.00.

Sin embargo, en la concesión de horas para el equipo de Liga EBA, el IMD resta media hora de entrenamiento los lunes, y los viernes pasa el entreno de 21.30 a 23.00 horas, alegando que las horas de uso se establecen a través de unos criterios, entre los que se encontraba la preeminencia del conjunto de Primera Nacional del CD Base.

Pocas conclusiones

El CD Claret solicitó una reunió con la concejal de Deportes, en la que estuvo presente el entrenador del equipo, Cristian Álvarez junto con la coordinadora de baloncesto del club, África San Romualdo. La reunión con Marian Rueda fue larga, pero infructuosa a tenor de lo expresado por el club que solo pudo conseguir el compromiso de “dar una vuelta” al reparto de horas.

Ante esa situación, tanto la coordinadora como el entrenador del CD Claret optaron por afirmar que no seguirían en esas condiciones, y que el equipo por tanto no podría salir a competir.

África San Romualdo, coordinadora de baloncesto del club, señala que “estamos pidiendo las mismas horas del año pasado, el mínimo con el que poder trabajar”

África San Romualdo señaló a esta redacción que “no pedimos para el equipo de Liga EBA más de lo que ya se nos concedió el año pasado, ocho horas a la semana repartidas en cuatro días. Es lo mínimo con lo que puede trabajar un conjunto de Liga EBA, pero ni siquiera nos conceden eso”.

El malestar del CD Claret es muy grande, y más cuando la coordinadora de baloncesto recuerda que el club aún no ha podido sacar sus abonos para la temporada “porque no sabemos cuánto aforo vamos a tener en el Teodosio”, que todavía está pendiente de la colocación de las dos gradas supletorias “o una, tal y como se nos dijo en la reunión”. Aunque, de cumplirse lo señalado en la reunión, este hecho importará poco porque el CD Claret no saldrá a competir.

“No se puede venir a coaccionar”

La concejal de Deportes, Marian Rueda, quiso puntualizar tras la reunión que mantuvo con los representantes del CD Claret que “lo que se está debatiendo es una propuesta de horarios de instalaciones deportivas que después tendrá que aprobar la Junta del IMD”.

La concejal señaló que “entiendo que todos los clubes quieren más horas y no están conformes con lo que ahora tienen, pero para ello lo que hay que hacer es enviar una respuesta a la propuesta que les hemos enviado señalando lo que consideren oportuno, y no llegar a una reunión con las formas en las que han venido los representantes del CD Claret, porque decirnos que si no se satisfacía su propuesta íntegramente (porque no aceptaban ni una sola de nuestras alternativas) iban a acudir a la prensa, o que el equipo no salía a competir, es una coacción. Aquí nadie es exclusivo, y nosotros en el IMD tenemos que mirar por todos los clubes”.