El Club Deportivo Claret comenzó en la jornada de ayer el trabajo de pretemporada de cara a afrontar de la mejor manera posible el curso 21/22, el primero que el conjunto segoviano disputará en la Liga EBA tras el ascenso logrado en el play off disputado en la localidad leonesa de Villacelama.

No va a ser una temporada nada fácil para el plantel que dirige Cristian Álvarez, que presenta pocas variaciones con respecto a la pasada campaña, con la base de jugadores segovianos que se conocen muy bien después de varias temporadas de trabajo, a las órdenes del técnico que les dirigió en el ascenso y que ahora tiene por delante el reto de consolidar al equipo en la categoría.

Los meses de verano no han sido precisamente de descanso para una plantilla que está muy mentalizada para dar un paso adelante en la nueva categoría, ni para un cuerpo técnico que ha trabajado mucho viendo jugadores para reforzar la plantilla, y también se ha esforzado por ampliar el número de entrenadores en el banquillo.

En EBA por derecho

“Estos jugadores de Segovia se han ganado por derecho el jugar en Liga EBA, porque no nos han regalado el ascenso sino que lo conseguimos en la cancha”, afirma Cristian que asegura que “ahora tenemos que seguir creciendo. Alex (Young) y Gerard (Mejías) vienen a ayudar, pero los chicos saben que tienen que dar ese paso adelante y por ello se han puesto las pilas durante el verano”.

Finalmente el club ha hecho su apuesta por Alex Young y Gerard Mejías como incorporaciones del equipo, “después de haber visto a más de una decena de jugadores” señala el técnico, que junto a Julio de Frutos tenían muy claro lo que quería: “Gente joven que se integre en nuestro proyecto. Ambos mostraron una grandísima predisposición a venir con nosotros, y sin ir más lejos, prácticamente en cuanto llegaron se fueron a lanzar unos tiros al Maria Moliner junto a algunos jugadores del equipo”.

Las dos incorporaciones no son pivots al uso, sino que pueden jugar también por fuera, dando así más alternativas al juego. Además, Cristian apuesta por los jugadores interiores españoles “que están algo devaluados y yo considero que son muy interesantes. Alex y Gerard vienen de Madrid, sus familias saben que en una hora están en Segovia, así que pueden venir a verles jugar por lo que no hay riesgo de desarraigo familiar, y ya están en un piso grande y céntrico, y tienen a su disposición un restaurante para que no se despisten con las comidas”, apunta Cristian.

“En Segovia nadie quiere embarcarse gratis”

Tampoco lo ha tenido fácil el CD Claret para aumentar la nómina de entrenadores en el equipo de Liga EBA, “y eso que hemos ofrecido formar parte del cuerpo técnico a prácticamente todo el baloncesto de Segovia. Pero en esta ciudad nadie quiere embarcarse en esto gratis, y prácticamente lo primero que se nos preguntaba era cuánto se iba a cobrar”. Finalmente serán cuatro los componentes del cuerpo técnico después de que dos jóvenes miembros del CD Claret aceptaran la proposición, “y puedo asegurar que no van a estar en el banquillo llevando el agua. Yo empiezo a tener una edad para pensar en retirarme y no pienso dejarme nada dentro, voy a enseñarles todo lo que pueda”.

De cara a la temporada, Cristian apuesta por un equipo más alegre en el plano ofensivo, siempre construyendo desde la defensa, “pero tratando de explotar más la capacidad ofensiva. Tenemos que ir a partidos de 80 puntos”. Y eso exige una mejora tanto en el apartado físico como en el táctico “porque como entrenador tengo la obligación de construir sobre el talento que tienen estos chicos”.