El jugador del CD Claret Miguel Pérez trata de salir de la presión de los contrincantes del Venta de Baños, durante el partido disputado en el Teodosio. / KAMARERO
Publicidad

El CD Claret cayó ante el Venta de Baños, en un disputado encuentro que pudo caer de cualquier lado. El conjunto de Diego Pascual no pudo sumar su segunda victoria en casa, pero mantuvo sus opciones hasta el final. Además de competir, los segovianos nunca se marcharon del partido, incluso cuando iban nueve puntos por abajo en el primer cuarto. Remaron contra la adversidad, con un gran Jorge Mínguez (32 puntos), y continuaron plantando cara un exigente rival hasta nivelar la balanza para después dar un paso más. Sin embargo, en los últimos minutos los visitantes tiraron de experiencia y se llevaron el triunfo. Importante reacción, pese a la derrota, que les convierte en un equipo férreo en casa.

Firmes y rápidos se mostraron los visitantes en el inicio. Bien plantados en pista y con la idea de buscar la verticalidad de sus hombres más efectivos. Aprovecharon los fallos de los segovianos y la falta de intensidad en defensa por momentos para ponerse por delante. A medida que el conjunto claretiano fue fijando las fisuras, encontró acople para sujetar la contienda. Sin embargo, en el último minuto del primer cuarto sufrió un revés y el Venta de Baños consiguió abrir una brecha de hasta nueve puntos por encima (12-21). El acierto de Jeffrey Joel, de Adrián Jiménez y de Gytis Vasiliauskas dejó tocado al cuadro local.

Aun así no se fue del encuentro y mantuvieron la lucha gracias, en parte, por su efectividad en los tiros libres. El plantel venteño redujo un punto su intensidad, pero siguió llegando con criterio y asiduidad. Asentado sobre la cancha, sostuvo las acometidas de un Claret que siguió intentándolo pese a encontrarse con un tanto desesperado por no materializar con mayor claridad las ocasiones que se le presentaban.

El componente del CD Claret Nicolás Monedero entra a canasta en el partido contra el Venta de Baños. / KAMARERO

Con dos triples seguidos, los locales dieron un paso al frente y salieron catapultados para encarar los últimos minutos del segundo cuarto con más motivación. Alentados por su trabajo, y su ambición de no dejar nunca de creer y no irse del partido, llegaron a colocarse tres por debajo (29-31).

Mínguez impulsó al Claret y llegaron a igualar el choque antes del descanso. Con la igualdad instaurada en el electrónico, comenzó otro partido en el que los hombres de Pascual fueron a más. Mientras el Venta de Baños vio cómo su propuesta menguaba. Al final se llegó al ecuador con el resultado de 35-36.

Comenzó la segunda parte y se mantuvo la igualdad, aunque el Claret, con el público de su lado, estuvo un punto por encima. Sin embargo, el Venta de Baños no dejó que se fuera en el marcador y llegaron a los diez últimos minutos con un ajustado marcador (55-53).
El último cuarto siguió los mismos cauces y se vendió cara la victoria, que terminó cayendo del lado de los visitantes gracias a su experiencia.