baloncesto claret
Cristian Álvarez. / NEREA LLORENTE

Dos meses después de haber firmado un brillante ascenso a la Liga EBA, el Club Deportivo Claret comenzará el 23 de agosto el trabajo de la pretemporada sobre la cancha del pabellón Emperador Teodosio, que de nuevo volverá a ser la sede de los encuentros del conjunto segoviano, aunque con una ampliación en el aforo después de que la Junta del IMD aprobara la instalación de gradas supletorias.

La plantilla, de nuevo a las órdenes de Cristian Álvarez, no aparece con demasiadas variaciones, salvo la baja de Carlos Lázaro, que no puede compaginar la vida laboral con la exigencia de la competición en la nueva categoría y no seguirá en el equipo aunque continuará vinculado al club.

La principal novedad hasta la fecha es la incorporación de Adrián Segovia, escolta procedente del CD Base que reforzará al plantel, que buscará la incorporación de dos jugadores para la posición de pívot, aunque no está siendo sencillo porque de momento las exigencias del mercado están siendo más altas de lo que puede ofrecer el CD Claret.

Aunque la intención del club era la de comenzar la pretemporada con alguna semana más de antelación antes del inicio de la liga dentro del subgrupo B del Grupo A de la Liga EBA, la realidad es que la necesidad de descanso tras una exigente temporada era grande, y el hecho de que varios jugadores estuvieran disfrutando de las vacaciones junto a sus familias durante este mes de agosto llevó al club a decidir que los entrenamientos comenzasen el 23 de agosto, a la espera de que en cuatro semanas haya tiempo para coger la forma para la fecha del 19 de septiembre, cuando el CD Claret se medirá al Chantada en el Teodosio, en la que será la primera jornada de la Liga EBA.