Publicidad

El Club Deportivo Claret es uno de los numerosos clubes segovianos que han decidido invertir buena parte de sus recursos económicos en las medidas de protección para tratar de prevenir en la medida de lo posible el contagio del Covid-19, ya fuera con la compra de mascarillas a través de Aspace, participando en la compra de las mismas para la Diputación Provincial, y tomando parte junto con el Colegio Claret en la adquisición de material sanitario.

En la jornada de ayer, el club dio un paso más, y de la mano de su coordinador de la sección de fútbol, Juan Carlos Casado, y del presidente del club César Soto, trabajador del Hospital, realizó la entrega de 300 mascarillas FFp2 al Hospital General de Segovia, con la intención de que sean utilizadas por el Área Quirúrgica y de Reanimación.

De las mejores para los sanitarios

Las mascarillas FFp2 están consideradas como parte del equipo de protección individual (EPI) por lo que son las que utiliza el personal sanitario ya que su capacidad de filtrado es muy superior a la de las mascarillas normales.

El club quiso agradecer con este gesto “al conjunto de anastesistas su trabajo y esfuerzo con todos los pacientes que han tenido a su cargo intubados con Covid-19, y sin cuya labor el hospital no hubiera podido atender a estos pacientes críticos. Además de hacer extensible al resto de personal sanitario el agradecimiento, enfermeras, auxiliares, celadores, técnicos de rayos, limpiadoras…

Sirva este material para que todos los profesionales que trabajan en el área quirúquica puedan seguir atendiendo a los pacientes de Covid-19 que precisan de cirugía, con las mejores condiciones de seguridad”.