Una serie de jugadores, durante una sesión de entrenamiento de la pasada temporada del CD Claret. / KAMARERO
Publicidad

El CD Claret continúa con su proyecto deportivo de baloncesto, en el que se fijó pelear por el ascenso a Liga EBA con el equipo de Primera Nacional. Para ello, ha estado realizando pruebas la última semana con el fin de reforzar su plantel. Sin embargo, la ambiciosa apuesta que se marcó el club, sufrió un inesperado revés con la marcha del entrenador Diego Pascual por motivos personales después de que estuviera en las primeras sesiones de las pruebas.

Tras conocer la noticia la entidad claretiana, rápido movió ficha e incorporó a Cristian Álvarez, que vuelve a dirigir al equipo como ya hiciera hace dos temporadas. Mañana, martes, el equipo comienza los entrenamientos de forma grupal, bajo las recomendaciones sanitarias, para centrarse primero en el aspecto físico. Por ello, las primeras sesiones tendrá lugar en el Parque del Cementerio a partir de las 19.30 horas.

Nueva etapa para el Claret, en la que la puesta a punto será un factor clave para perseguir el objetivo. El pasado curso quedó en cuarta posición y el ascenso de los dos primeros le ha permitido fijar una nueva meta. Por otro lado, anda a la espera de conocer el sistema de la competición y la fecha del inicio del campeonato liguero.