El técnico Diego Pascual, durante una sesión de pretemporada. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

El CD Claret coge ritmo de cara al inicio de la Copa de Castilla y León. La plantilla que dirige Diego Pascual lleva un mes de preparación, tiempo en el que el bloque ha ganado tono físico para ahora ir acoplando los aspectos técnicos. Asimismo, los nuevos fichajes, Borja Sanz, Alberto Álvaro y Ngouda Kandji, se van adaptando al nuevo vestuario, aunque este último, por motivos laborales, no ha podido completar la pretemporada como se esperaba.

El conjunto claretiano ya ha jugado dos amistosos, que le han servido para medir el estado del equipo y las primeras sensaciones. En el primer encuentro se enfrentó al Saltamontes Valverde de la Liga Provincial senior y se impuso a falta de cinco segundo con un triple de Pérez (56-54). En el segundo se vio las caras con el Baloncesto Aldeamayor de Valladolid y volvió a ganar (69-62).

Los partidos disputados han dejado algunas dudas, especialmente los problemas causados por las defensas zonales del Saltamontes y la falta de músculo en la zona a la hora de defender a jugadores interiores de calidad como Diego Lucía, veterano con pasado en EBA y Primera Nacional. También, estos partidos, han dejado entrever notas positivas como el acierto exterior de Mínguez, jugador en muy buena forma tras entrenar con el Óbila de liga EBA, y la buena defensa colectiva que hace de los segovianos un equipo rocoso difícil de superar.

Dos nuevos amistosos

Aún a la espera de que se incorpore el senegalés Kandji, el equipo de Pascual se enfrentará el domingo a los Halcones de Arroyofresno, conjunto madrileño repleto de jóvenes jugadores que permitirán conocer el estado actual del Claret y continuar con el reparto de minutos en esta pretemporada. Este partido se disputará a las 11.00 horas en el pabellón Emperador Teodosio y será el último en Segovia antes del inicio de la Liga Provincial (donde los jugadores menos utilizados en Nacional tendrán la oportunidad de foguearse para llegar al primer equipo). Después, el día 28, se desplazarán a El Tiemblo (Ávila) para medirse al CEI Toledo y al Liceo Francés de Madrid en un triangular. Estos enfrentamientos serán los últimos tests antes de la competición real.