29 2
Toño García realiza una indicación a sus hombres./ MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ

Aprovechando la jornada de descanso que debía superar el pasado fin de semana, el CD Base Dibaq recuperó el encuentro que no pudo jugar en la primera estación de la Primera Nacional Masculina en la pista de la Universidad Pontificia de Salamanca para mantener de esta manera su buena marcha en la competición.
No fue un encuentro sencillo el que tuvo que afrontar el conjunto de Toño García frente a un oponente que inicio el duelo de la mejor manera posible, con un parcial de 7-0 que dejaba claro a los segovianos que debían esforzarse bastante más en defensa si querían llevarse algo positivo. Y a ello se pusieron los jugadores visitantes, que aunque no anotaron sus primeros puntos hasta el cuarto minuto de partido se fueron manteniendo en una desventaja razonable teniendo en cuenta que restaba todo el partido por disputarse.
Así fue, puesto que una reacción en el segundo cuarto propició las primeras ventajas segovianas en el electrónico, que aunque no eran ni mucho menos definitivas sí señalaban el cambio de tendencia en el encuentro, que el CD Base estuvo cerca de romper con un parcial de 0-8 en el tercer cuarto que elevó la renta hasta casi la decena de puntos, pero que finalmente entró en el período definitivo con la igualdad en el electrónico porque el conjunto universitario devolvió el parcial aumentado para cerrar el tercer cuarto por delante (46-44).
Y en los diez últimos minutos de partido la victoria no terminó de decantarse por ninguno de los dos equipos porque a tres minutos para el final el conjunto universitario remontaba los cuatro puntos de ventaja del CD Base para situar el 59-58 en el marcador… y no volver a anotar hasta el final del encuentro, en un sprint definitivo del equipo segoviano, que con su acierto en el lanzamiento libre, algo de lo que no pudo presumir el cuadro charro en esos momentos decisivos, cerró un parcial de 0-10 que puso la máxima diferencia del encuentro con el sonido de la bocina (59-68).