El conjunto del CD Base. / JESÚS GÓMEZ
El conjunto del CD Base. / JESÚS GÓMEZ

El relevo generacional ya ha llegado al baloncesto femenino segoviano. El trabajo que se ha ido realizando con la cantera poco a poco ha ido dando sus frutos, y en la jornada del domingo un jovencísimo conjunto del CD Base consiguió hacerse con el título de la liga provincial tras imponerse al conjunto de El Tocador Saltamontes Valverde en una final que se jugó al ritmo altísimo que impuso el conjunto que entrena Elí Bayón.

La propuesta del CD Base para la final era la misma con la que había ido ganando sus partidos en la competición regular. Sabiendo que el rival no contaba con demasiadas rotaciones en su plantilla, tocaba jugar a la carrera, sin importar que en las estadísticas los errores superaran con creces a los aciertos, porque el trabajo a largo plazo era el de desgastar a un Saltamontes Valverde que era superior en la pintura, aunque en no pocas ocasiones a Ruth le faltara algo de ayuda para cerrar el rebote defensivo.

El primer cuarto fue el más igualado del encuentro, con las jugadoras de El Tocador aprovechando una entrada en el partido bastante mejorable del CD Base. Pero los errores en el lanzamiento desde el tiro libre, nada menos que diez errados en ese primer cuarto, lastró muchísimo las opciones de El Tocador, que en algunos momentos llegó a liderar el marcador. Pero un triple con lanzamiento adicional de Cristina del Campo (mejor jugadora del partido) vino a apretar de nuevo el electrónico, y una canasta de Barahona tras un robo a muy pocos segundos del final le dio la victoria parcial a un CD Base que comenzaba a mejorar.

SIN IMPORTAR EL ERROR

Y esa mejoría se notó mucho más en un segundo cuarto en el que las jugadoras rojiblancas mantuvieron su frenético ritmo, con Aitana al mando de las operaciones, dejando a su oponente sin aire. Elena de Sousa no podía sujetar al Saltamontes, al que los errores en los lanzamientos cercanos a la canasta le pesaron demasiado, sobre todo porque el CD Base sí cargaba bien el rebote defensivo, y daba pocas segundas opciones de lanzamiento. Tanto fue así que el equipo de Valverde solo fue capaz de anotar dos puntos por 17 de su rival, que abrió una brecha que acabó siendo definitiva a base de velocidad en las transiciones y penetraciones a canasta sin importar el error.

Porque quizá ese sea el mayor mérito de este CD Base insultantemente joven, que no tiene miedo a equivocarse, y que de hecho lo hizo en numerosas ocasiones tras el descanso. Pero la intensidad defensiva que siguieron poniendo sus jugadoras impidió que El Tocador consiguiera reducir las diferencias, que se fueron más allá de los veinte puntos entrado el último cuarto, pese a la habitual garra que siempre ha mostrado el equipo asentado ahora en Valverde.

La victoria final fue para el CD Base, que de momento ha encontrado su techo en el baloncesto provincial. Pero tiene toda la ‘pinta’ de que este grupo de jugadoras tiene entidad para intentar asaltar cotas más altas. El futuro es suyo.