Publicidad

La Real Federación Española de Balonmano (RFEB) emitió un comunicado el sábado en el que hizo pública la propuesta de jugadores y entrenadores para posponer el inicio de la Liga Asobal, fijado en un principio para mañana, martes, con el partido entre el Irún y el Ademar (20.20 horas). Ante esta solicitud la Federación tiende la mano la Asociación de Clubes para analizar la situación deportiva en relación al aumento de casos de coronavirus.

Ante la inquietud del devenir del campeonato liguero, Asobal “lamenta que la RFEBM pretenda reabrir un debate cerrado; poniendo el foco de atención en la salud de los participantes, a 3 días del comienzo de la competición y tras haber rechazado rotundamente la propuesta de los representantes de Asobal en el grupo de trabajo anterior a la Asamblea de la RFEBM en el que se ofreció la posibilidad de establecer dos calendarios de competición, uno de grupo único como el actual y otro con dos grupos, para elegir el más adecuado unos días antes del comienzo, en función de la evolución de la situación”, según refleja un comunicado oficial a través del presidente en funciones de la Asociación, Francisco Pérez.

Por otro lado, el sábado se disputó la Supercopa masculina, que ganó el Barcelona al Benidorm, y esta semana se juega la Copa de la Reina en Alhaurín de la Torre (del 3 al 6 de septiembre). Según apuntó el presidente de la RFEB, Francisco V. Blázquez en el comunicado, estas competiciones “no son el mismo caso, ya que en ambas los jugadores tendrán como referencia las pruebas PCR. Por su parte, los equipos que participen en la Copa, saben que la RFEBM les sufragará el coste de las pruebas PCR, requisito para tomar parte en la cita copera”.

En medio de las dudas y la incertidumbre lógica a nivel de salud, los 18 equipos de la Asobal han completado sus respectivas pretemporadas, con alrededor de seis semanas de entrenamientos, y, de momento, no ha habido ningún positivo por PCR entre jugadores e integrantes del cuerpo técnico.

El Balonmano Nava, por su parte, continúa trabajando siguiendo las referencias fijadas en un principio para el inicio de la competición y hoy se dará cita en el pabellón Guerrer@s Naver@s para completar una nueva sesión de entrenamiento con el punto de mira en el partido correspondiente a la primera jornada de liga contra el BM Huesca. El conjunto de Diego Dorado sigue la programación establecida en un principio; ya que, si no hay cambios de última hora, recibirá al plantel oscense en casa el miércoles a partir de las 20.30 horas.