Rodrigo Pérez Arce intenta superar la defensa rival. / A. MARUGÁN
Publicidad

El Balonmano Nava juega esta tarde su primer partido amistoso de la pretemporada. El conjunto de Diego Dorado hace frente a su primer test frente al Balonmán Cangas en la localidad leonesa de Cubillos del Sil (19.00 horas). Desplazamiento a mitad de camino para los dos conjuntos, que al igual que el curso pasado volverán a verse las caras en la Liga Asobal. Tras 19 jornadas de campeonato liguero -momento en el que se detuvo la competición por el coronavirus-, el plantel navero terminó en novena posición con 14 puntos, mientras que el cuadro gallego iba en el último puesto con ocho. Dado que no se completó toda la liga, ambos equipos solo llegaron a enfrentarse en la primera vuelta en el pabellón de O Gatañal donde firmaron tablas (23-23).

Para la nueva temporada los de Nava de la Asunción han sufrido cambios significativos, comenzando por el entrenador con la marcha de Daniel Gordo y la llegada de Dorado. En la parcela de juego la entidad segoviana ha fichado al portero Dzmitry Patotski, al central Filipe Mota, los laterales Jorge da Silva, Lukas Simenas y Andrés Gabriel Moyano, y al extremo Filip Vujovic para el que este encuentro será especial ya que jugará contra su exequipo. Además, el Nava ha promocionado a los canteranos Óscar Marugán y Pablo Herranz. Por su parte, el Cangas ha incorporado a Santiago López y Alberto Martín, ambos procedentes del BM Alcobendas, y a Daniel Fernández del Barcelona B.

La organización de este amistoso permite un máximo de 150 espectadores, para los que se reservan 50 localidades para los aficionados del Nava. Para ello, los interesados deben ponerse en contacto con el club y mantener la distancia de seguridad y emplear mascarilla.