El Viveros Herol Nava se ha tomado un pequeño respiro después de que en la jornada de ayer tanto Dzmitry Patotski como Yeray Lamariano salieran del confinamiento y pudieran comenzar a ejercitarse en el pabellón con el resto de compañeros, por lo que solamente queda Ángel Pescador como el único componente del equipo que todavía continúa de baja.

Otra cosa es que ambos guardametas estén en las mejores condiciones para poder competir frente al Puente Genil mañana sábado. No hay que olvidar que Patoski, que es el que más ‘en forma’ puede llegar al partido, acumula más de tres semanas sin salir de su domicilio, mientras que Yeray suma dos meses sin hacer portería, puesto que cuando se recuperó de una rotura muscular que le tuvo varias semanas de baja entró en confinamiento. Un ‘panorama’ difícil para un equipo que tampoco llegará en su mejor momento en lo que a jugadores se refiere.

Hoy, a Córdoba

Así que, teniendo en cuenta que la plantilla de Diego Dorado viajará en la jornada de hoy hasta Córdoba, los dos porteros tendrán un máximo de dos entrenamientos para poder preparar el partido ante un rival que tampoco llegará al choque en su mejor momento, puesto que el Puente Genil, que continúa con su entrenador de baja por Covid-19, cayó en el encuentro que jugó el pasado miércoles en su cancha frente al Bada Huesca.

Además, el Área Técnica de la Real Federación Española de Balonmano ha comunicado la suspensión de las actividades de los Hispanos Junior y de los Hispanos Juveniles en las que iban a participar los naveros Óscar Marugán y Pablo Gómez en el CAR de Sierra Nevada.