Una de las últimas reuniones de los clubes que componen la Liga Sacyr Asobal./ LIGA ASOBAL

La Liga Sacyr Asobal de balonmano continúa en el aire después de que el estado de alarma haya obligado a la suspensión de dos jornadas más, y las que quedan, y de que las fechas hasta el hipotético final de la competición se vayan reduciendo hasta el 23 de mayo, el día en el que la teoría rezaba que la competición en la máxima categoría del balonmano nacional debía disputar su última jornada.

Hace diez días, esta redacción ya señaló las cuatro malas opciones que barajaba el balonmano español para la competición, y que siguen en el aire después de que el presidente de la Federación Españolam Francisco Blázquez, afirmara que no contemplaba otro escenario que el de finalizar la competición, mientras que los conjuntos de la Asobal veían, y ven, muchas dificultades para que la temporada pueda reanudarse en condiciones de normalidad.

Otros países ya terminaron

Así lo han visto en otros países donde han dado por finalizada la temporada de balonmano. Es el caso de Polonia, Suecia, Suiza, Noruega o Bélgica, que han dado por finalizada sus competiciones y no habrá ni campeón ni descendidos en su máxima categoría. Además, Alemania aplicó la misma medida para la Bundesliga femenina, aunque todavía no lo ha hecho en la masculina.

Ante la posibilidad de poder reiniciar la competición en el mes de abril en cuanto se levantara el estado de alarma, la Federación abrió la posibilidad de jugar partidos más allá del 31 de mayo aprovechando que los Juegos Olímpicos se han trasladado a 2021, y se ha encontrado con la división en los clubes de la Asobal, ya que la midad de ellos se oponen a jugar en el mes de junio. En concreto BM Benidorm, Guadalajara, Cangas, Anaitasuna, Liberbank Cuenca y Puente Genil se oponen totalmente a competir en junio, e incluso Guadalajara y Cangas consideran que lo mejor sería dar por finalizada la temporada, mientras que el Puerto Sagunto ve un buen número de problemas en poder jugar ese mes porque los contratos finalizan el 31 de mayo.

30.000 euros de más

En el caso del Balonmano Nava, el conjunto segoviano no tendría problema en prolongar su actividad más allá del mes de mayo “porque nosotros tenemos a los jugadores de alta en la Seguridad Social los doce meses del año”, afirmó a esta redacción su presidente Julián Mateo, pero sí es cierto que el jugar en junio supondría una serie de gastos adicionales que vendrían a aumentar el presupuesto entre 25.000 y 30.000 euros.

Además del conjunto segoviano, FC Barcelona, Bada Huesca, Atlético Valladolid, Fraikin Granollers, Ciudad de Logroño y Bidasoa son los clubes que están dispuestos a alargar la liga durante todo el mes de junio, mientras que el Sinfín puso como tope el día 6 de ese mes y el Ademar León el 15.