Un árbitro, cerca de la jugada de un encuentro de baloncesto disputado por el CD Claret./ KAMARERO
Publicidad

Más de dos meses ha tenido la Junta de Castilla y León para tomar cartas en el asunto de la compatibilización del deporte en la Comunidad y la pandemia, para ofrecer una solución (la de las mascarillas obligatorias) que no ha hecho sino generar un fuerte debate acerca de su conveniencia.

Pero, además, la resolución de la Junta de Castilla y León no ha tenido en cuenta a otros deportistas que participan en los partidos de manera más que importante, como son los árbitros. Y el énfasis lo ha puesto la Federación Territorial de Baloncesto, que en la jornada del sábado envió un comunicado a los clubes señalando que “temporalmente nos vemos imposibilitados a atender peticiones de designación arbitral para encuentros amistosos” que los equipos comienzan a disputar con el fin de iniciar de la mejor manera posible sus respectivas temporadas.

¿Árbitros con mascarilla?

La Federación esgrime las siguientes razones para anunciar esta imposibilidad de designar a los árbitros: “Vemos difícil, por no decir imposible, compatibilizar el uso obligatorio de mascarilla con el normal desarrollo de la labor de los árbitros durante el encuentro. Además, en tanto en cuanto no se esclarezca el alcance real y la implicación desde un punto de vista deportivo y disciplinario de eventuales incumplimientos de esta norma entendemos que, al no estar este supuesto contemplado en Bases de Competición ni Reglamento General, no puede recaer sobre el equipo arbitral la responsabilidad de dirimir sobre este asunto”.

Además, la Territorial de Baloncesto se remite a la postura de la Asociación de Federaciones Deportivas de Castilla y León en su petición de retirar esta obligatoriedad del uso de las mascarillas en las competiciones nacionales “ya que es una medida que afecta por igual al conjunto de Federaciones Deportivas de nuestra comunidad cuyas modalidades deportivas se celebran en pabellón”.

Finaliza la Federación anunciando que se encuentra a la espera de recibir “un informe jurídico-deportivo para concretar cómo afecta la norma de uso de mascarilla y el resto del texto publicado no solo en categorías de ‘élite’ sino también a categorías inferiores para ver si, respetando este marco legal, se puede retomar la actividad y las competiciones, y en qué plazos y condiciones”.