Los monitores del Campus del Baloncesto Cuéllar, preparados./ B. CUÉLLAR
Publicidad

El Baloncesto Cuéllar ha trabajado duro durante las últimas semanas para conseguir que su Campus de Verano pudiera abrir las puertas un año más, y después de establecer un protocolo de medidas sanitarias basadas en las recomendaciones de la Junta de Castilla y León y que contó con el visto bueno del Ayuntamiento de la villa, ha conseguido su objetivo y desde el próximo lunes y hasta el viernes 24 de julio, serán medio centenar los jugadores quienes, acompañados en todo momento por seis monitores, comenzarán un campamento de baloncesto que será coordinado por Santiago Maeso en las instalaciones municipales.

El Campus para los jóvenes jugadores de baloncesto tendrá un horario de diez de la mañana a una de la tarde, y durante ese tiempo los jugadores se dividirán en cuatro grupos según su categoría, para llevar a cabo diversas actividades de una duración cercana a la hora que tendrán como principal objetivo el mejorar la técnica individual de los deportistas, siempre tratando de mantener la distancia de seguridad entre ellos.