El centrocampista de la Gimnástica Segoviana Domingo Pérez se marcha de un rival del Júpiter Leonés. / KAMARERO
Publicidad

Tras 13 días sin competir, la Gimnástica Segoviana volverá a jugar el sábado. Lo hará en Becerril de Campos, en un partido previo al esperado choque de la Copa del Rey contra el Elche. Ante estos dos compromisos, el conjunto azulgrana ha cambiado sus fechas de trabajo y ha planteado una semana diferente y el jueves no se ejercitará. Pese a que la cita copera influye a la hora de programar la semana, la plantilla segoviana focaliza primero el encuentro de liga.

“Es un equipo que se crece contra los equipos grandes y sabe cómo trabajar este tipo de partidos”, apunta el centrocampista Domingo Pérez sobre el rival. El cuadro palentino se encuentra en el limbo con el descenso y es decimoséptimo con 13 puntos. A pesar de que le está costando asentarse en la categoría y sumar de tres, en las dos últimos jornadas ha empatado con equipos como el Salamanca B (0-0) y el Almazán (1-1). La Gimnástica conoce bien la dificultad que conlleva jugar en el campo Mariano Haro. Sin embargo, Pérez guarda un grato recuerdo: “Al poco tiempo de llegar aquí jugamos en Becerril y tuve la suerte de marcar allí. Tengo buen recuerdo, aunque es un campo muy duro”.

Por otro lado, repasa el primer tramo de la temporada, definido por 12 victorias y cuatro derrotas, de la siguiente manera: “Estamos haciendo las cosas bien. Nos crean pocas ocasiones y estamos dejando la portería a cero, además de marcar en casi todos los encuentros dos goles o más. Ya hemos jugado en campos muy difíciles y lo estamos haciendo bastante bien. Estamos en buena dinámica”.

La eliminatoria copera

Aunque el vestuario sabe de la importancia que supone ganar el sábado, se hace inevitable pensar en la eliminatoria copera ante el Elche. “Es un rival que viene de Segunda División y a priori es mejor que nosotros, pero nosotros queremos pasar de ronda. De momento no podemos desviarnos y ahora tenemos que pensar en el Becerril”, comenta.