Fieles a su costumbre, se celebraron varios torneos de tanga y bolos en Mozoncillo, así como otros de tanga tanto en el barrio de San Lorenzo como en Cantalejo.

Las actuaciones comenzaron el sábado en Mozoncillo donde 43 mujeres, 22 locales y 21 foráneas en los bolos y 44 hombres en la tanga (chito), se divirtieron demostrando que la afición no decrece confirmado el interés del propio pueblo en reeditar estos torneos apoyado por los jugadores federados, que también se llevan su compensación en forma de premio a la vez que cumplen con la obligación de promocionar los deportes que practican.

El domingo, al coincidir las competiciones de San Lorenzo y Cantalejo, los federados tuvieron que elegir una u otra opción, adoptando la mayoría Cantalejo por ser un campeonato más importante donde todos los años se enfrentan con los jugadores vallisoletanos que también aprecian este torneo.
Acudieron a este evento 72 jugadores, 48 locales y 24 federados lo que demuestra que la afición aumenta en esa localidad y no deja de ser una noticia alentadora de cara al próximo futuro.

Quizá lo más importante del fin de semana fuera la participación de los deportistas locales, en un número que tanto en Mozoncillo como en Cantalejo se vio aumentado considerablemente, cediendo un poco San Lorenzo por la coincidencia de fechas.

La entrega de premios estuvo apoyada por los responsables municipales de los citados pueblos y la Peñas en San Lorenzo y por los acreditados del deporte autóctono en la provincia demostrando el interés por estos deportes en los respectivos pueblos y barrio.

LIGA NACIONAL DE CALVA

Con la sexta jornada disputada de esta importante Liga se superó el ecuador de la competición. El jugador de Segovia, Francisco Galán, no olvidará fácilmente esta fecha pues contra todo pronóstico y militando en segunda categoría consiguió un pleno de 25 aciertos en 25 lanzamientos, un logro que no alcanzaron los 21 jugadores participantes en primera categoría donde tan solo dos obtuvieron 24 aciertos, sin duda un resultado fantástico, pero lejos de la perfección que en esta ocasión estuvo del lado del segoviano.

Sin duda fue un premio a su constancia en los entrenamientos y al interés que presenta por esta modalidad deportiva autóctona, cuya primera consecuencia será el ascenso a la máxima categoría.

Le acompañaron en lo más alto del podio el abulense Ángel J. Nieto Hernández en la Primera Categoría, y Daniel Sánchez en la Tercera.