Publicidad

El CD Claret se encontró en la tarde del martes con una más que desagradable sorpresa, después de que el entrenador del conjunto de Primera Nacional, Diego Pascual, comunicara a la coordinadora de la entidad, África San Romualdo, su intención de no comenzar la pretemporada con el equipo, por motivos personales que le habían dejado sin motivación para seguir liderando el proyecto deportivo del equipo de referencia del club en lo que a baloncesto se refiere.

 

El técnico comunicó a la COORDINADORA del club que dejaba el proyecto por motivos personales que no le permitían implicarse al cien por cien

 

Sin duda, todo un revés para el club que había confiado su primer equipo a un técnico “que tenía toda nuestra confianza, y con el que estábamos muy contentos”, señaló la coordinadora del CD Claret a esta redacción. Tanto es así que el entrenador estaba siendo quien estaba gestionando las pruebas para algunos jugadores con los que el club quiere reforzarse de cara a la próxima campaña.

LA SOLUCIÓN, EN CASA

Tocaba ‘moverse’ con diligencia, y en apenas unas horas el Claret encontró la solución a la inesperada baja de Diego Pascual en el banquillo. Cristian Álvarez volverá a coger el equipo al que dirigió en la primera campaña en Nacional, y África explica la situación: “Con él empezó el proyecto, y cuando dejó al equipo confiamos en Diego. En el mes de mayo Cristian nos comentó que quería volver a entrenar en el CD Claret en el equipo que le diésemos, y decidimos que dirigiera al conjunto junior para la próxima campaña”.

Ahora la baja de Diego será suplida por un técnico de garantías, “algo que ya hemos comunicado a los jugadores”, y el club busca ahora un entrenador que pueda ejercer la función de ayudante de Cristian en el banquillo, “e intentar que el conjunto junior y el de Primera Nacional puedan trabajar de manera conjunta”. La propia África dirigirá al equipo junior, contando con la ayuda de Kiko Manso “que lleva el conjunto cadete autonómico y que puede echar una mano”.

PRUEBAS PARA EL PRIMER EQUIPO

Cuatro jugadores de Madrid y dos de Segovia tomaron parte en la primera de las dos pruebas de captación de jugadores que llevó a cabo el CD Claret el pasado lunes en la cancha del pabellón Pedro Delgado, y seis procedentes de la capital de España fueron quienes participaron en la segunda de las jornadas que fueron dirigidas por Diego Pascual en la que fue la última de las acciones que realizó para el club.

En principio había más jugadores convocados para estas dos jornadas, “pero el Covid-19 ha echado a alguno para atrás. Teníamos previsto que viniera un jugador de Zaragoza y otro de Valencia, pero tal y como está la situación se hacía difícil que pudieran acercarse hasta Segovia” señaló África San Romualdo.

Alguno de ellos tiene posibilidades de quedarse en el equipo que comenzará la pretemporada la próxima semana, y que este año contará con un preparador físico que completará el cuerpo técnico. Aún no se conocen las fechas de comienzo de la temporada en el baloncesto autonómico, pero el CD Claret quiere estar bien preparado cuando llegue el momento.