Balonmano Nava
Un lance del duelo de la primera vuelta entre Nava y Valladolid, disputado en tierras segovianas. / AMADOR MARUGÁN

Viveros Herol Nava y Atlético Valladolid saldrán hoy ganadores a Huerta de Rey tras la derrota del Sinfín ayer en la pista de Anaitasuna. Así las cosas, el cuadro pucelano tiene virtualmente asegurada la permanencia salvo que el cuadro cántabro puntúe ante el Barça y el Nava necesita dos puntos en cuatro jornadas para certificar el mismo premio. Ambos equipos juegan, además, para evitar la eliminatoria de permanencia ante el tercer clasificado de Plata, que ahora mismo disputarían los naveros.

El técnico del Nava, Zupo Equisoain, destacaba después de la dura derrota del miércoles ante Puente Genil la importancia de llegar bien físicamente al duelo de hoy. Tras el descanso del jueves, el club llega con dos sesiones de entrenamiento. “La motivación y las ganas están por encima del cansancio”.

El reto del vestuario es responder al estrés. El navarro pide cabeza y experiencia. “Y templando nervios. El tema es tener paciencia, no tener prisa por llegar y soltar la pelota”. De ahí que pida “ocasiones de gol claras”. Zupo reconoce el mal estado de forma de Prokop, el gran bastión ofensivo de la primera vuelta. “Desde que se ha recuperado de la lesión, no ha hecho un buen partido. Le está costando entrar en el equipo y lo estamos sufriendo. A ver si en las jornadas que quedan coge tono y confianza. Necesita un buen partido y el equipo necesita de él”.

El Valladolid ha adelantado al Nava, pero un triunfo de los segovianos les pondría igualados a puntos y por delante gracias al average. “Valladolid es intensidad y velocidad; nosotros tenemos que contrarrestar eso”. Zupo ahondó en la llegada de Darío Ajo, en parte en previsión de jugar la promoción, pues rige la normativa de Plata y solo pueden jugar cinco extranjeros. “Nos va a dar solidez en el vestuario, va a empujar, arrimar el hombro y en ataque nos va a ayudar”.