Tras alzarse con el objetivo de la temporada que no era otro que el de la permanencia en la liga regional Segunda A de Madrid, duro golpe de realidad el que recibió un RAC Lobos que sufrió una contundente y dolorosa derrota a manos del Filo Getafe (76-10). El conjunto madrileño no tuvo piedad y demostró con puño de hierro el porqué es uno de los equipos llamados a estar en la terna para luchar por el ascenso a Primera. Ya militaron en dicha categoría hace tres cursos y este fin de semana demostraron con creces que pretenden volver cuanto antes.

Desde los primeros compases de partido, el Filo Getafe impuso un alto ritmo incapaz de seguir para el conjunto segoviano con un gran arsenal ofensivo y unos 3/4 con gran resolución y efectividad. Las touchs no fueron lo suficientemente buenas para que el RAC Lobos gozase de balones de calidad en ataque y, pese a que las melés funcionaron con eficacia en las fases estáticas, el Filo Getafe lo aprovechó a las mil maravillas para ir aumentando la renta en el marcador.

Aún así, el equipo segoviano no se dio por vencido y tiró de orgullo para conseguir dos ensayos ante un Filo Getafe que más lejos de acusar el golpe, hizo sangre ante un equipo cargado de inexperiencia y repleto de juventud para acabar llevándose un duelo en el que el RAC Lobos no pudo ser rival para el conjunto madrileño.

A pesar de esta derrota, el BigMat Tabanera, ya con la salvación en el bolsillo, afrontará el segundo tramo del curso con la tranquilidad del que sabe que tiene los deberes hechos, pero con el objetivo de seguir creciendo como equipo y ganando en experiencia de cara al próximo curso. Así, el RAC Lobos se enfrentará en la próxima jornada al Boadilla, conjunto al que venció en el choque de ida en Segovia por 37 a 22 y en el que el equipo segoviano buscará una nueva victoria con la que seguir escalando puestos en la tabla.