El Viveros Herol Nava perdió el pasado sábado su primer partido de la temporada, en una dolorosa derrota en casa frente al Valinox Novás, y aunque tuvo motivos para descargar parte de la culpa en una actuación arbitral que dejó contentos a muy pocos, prefirió hacer autocrítica y fijarse en lo que no se había hecho bien durante un partido en el que su rival consiguió imponer su ritmo lento al que no está acostumbrado este Balonmano Nava de Álvaro Senovilla.
El técnico navero no escondía que la derrota es de las que escuecen. “Esto entra dentro de nuestra adaptación a la categoría, pero ha sido un palo muy duro perder nuestro primer partido en casa con todas las connotaciones que este partido tenía”, porque no hay que olvidar que de cara a la segunda fase los resultados se arrastran entre los equipos del mismo grupo “y Novás va a entrar en la segunda fase dentro del grupo por el ascenso”, un objetivo que también espera conseguir el Viveros Herol.

MARCADORES BAJOS, MALO PARA NAVA

El partido tuvo varias claves, pero quizá la más importante fue la del marcador de guarismos bajos “en donde nos movemos peor” reconoció el entrenador navero, que vio cómo sobre la pista su equipo no conseguía elevar el ritmo del juego, “queríamos un partido más dinámico y no lo hemos conseguido” porque su oponente realizaba ataques muy largos “casi al borde del pasivo” y Nava apenas podía correr.

El entrenador navero señaló al final del encuentro que “todavía nos falta adaptación a la categoría”

Tan solo en unos minutos de la primera parte lo consiguió el conjunto segoviano, que logró una renta de cinco goles, pero que se esfumó tan rápido como llegó: “A partir del 10-5 y con su cambio de defensa hemos tenido muchas pérdidas de balón y aunque he querido tranquilizar a los jugadores porque estas acciones ya estaban estudiadas, por detalles no llegaba el balón a las zonas de lanzamiento, teniendo en cuenta también la actuación de Lloria” que fue decisiva para la suerte del encuentro.
No hubo por parte de Senovilla ni un reproche a la actuación arbitral, y sí un mensaje claro para todos aquellos que piensen que Nava lo va a tener fácil para conseguir el ascenso: “Nos falta adaptación a la categoría, y esta derrota también hace ver que la División de Plata no es una categoría tan fácil como la gente piensa”.

SAMUEL TRIVES

Por su parte, Samuel Trives, entrenador del Valinox Novás, puso el énfasis en que el partido “podía haber caído de cualquier lado, y que pidió a sus jugadores “que nunca bajaran los brazos fuera como fuera el marcador. Así lo hicieron sobre todo en una primera parte en la que pudieron volver a entrar en el partido pese a tener un marcador en contra de cinco goles, “algo difícil porque Nava suele abrir diferencias con su juego y después es muy complicado de remontar”. La victoria llenó de satisfacción al conjunto gallego y rebaja la euforia que tras la pretemporada y la victoria solvente en Alcobendas había generado el Balonmano Nava.