DAVID LOPEZ
David López Castán asciende una de las cimas de la maratón./ E.A.

El Maratón Alpino Madrileño (MAM) regresó el pasado 4 de julio después de celebrar el pasado año una edición open en la que cada corredor hizo la carrera por su cuenta. El único maratón de montaña que se celebra en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, volvió a escena con una edición muy especial para los participantes, según fuentes de la organización. El segoviano, David López Castán, se proclamó vencedor.

En total, fueron 160 corredores, de los 400 habituales, los que tomaron la salida desde el polideportivo de Cercedilla para afrontar los 48 Km de recorrido con más de 5.300 metros de desnivel acumulado que recorren la parte central de la sierra de Guadarrama: Siete Picos, Alto de Guarramillas (la Bola del Mundo) y Peñalara pasando por el puerto de Navacerrada, Cotos o los valles de la Barranca y Fuenfría.

Desde los inicios la prueba masculina fue comandada por el segoviano David López Castán (Ekuon Sport Team) y el toledano Israel Cañamero (Todovertical). David hizo valer su condición de favorito en la subida y bajada a Peñalara desde Cotos, en la que sacó casi 8 minutos a Israel y sentenció en el regreso desde Cotos a Bola por la Loma del Noruego, aumentando su ventaja con su contrincante.

Por el contrario, la competición femenina fue un paseo deportivo para Gema López (C.D.M. Piedralaves), abulense ahora en Segovia, que desde el inició marcó los mejores tiempos con minutos de ventaja sobre sus rivales.

La meta en Cercedilla esperó a los vencedores: David López con 5h02:17 y Gema López con 6h59:38 se proclamaron vencedores. Lo hicieron un año después de ganar también la edición open de 2020, convirtiéndose en el primer año que se repiten vencedores absolutos, y habiendo sido David segundo en 2019. Ambos se llevaron el trofeo de granito de 13 kilos de peso que distingue a los ganadores de esta carrera.

El podio lo completaron Israel Cañamero (5h18:29) y Javier Manuel Peña (5h23:20) en hombres y Adela Díaz (7h31:38) y Lucrezia Stringari (7h41:41) en mujeres. Solo 126 corredores entraron dentro del cierre de carrera, marcado en 9h15, y 139 lograron el título de Superviviente que se da a los que regresan a Cercedilla.

El clima acompañó con temperaturas de entre 7 y 17 grados, aunque viento moderado en las cumbres.