llorente2
David Llorente durante una prueba. / E.A

El palista segoviano David Llorente estuvo a la altura en la prueba de la Copa del Mundo de Slalom que se celebró en Praga y que sirve de preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio, alcanzando la octava plaza en una competición de excelente nivel.

Llorente logró clasificarse para la final con el sexto mejor tiempo de todos los participantes, un 93.34 que estuvo en duda durante unos segundos puesto que los jueces tuvieron que revisar una posible penalización por tocar una de las puertas. Finalmente no se produjo esa penalización, y el segoviano disputó la final de la competición en la que partía como gran favorito el checo Jiri Prskavec, actual campeón del mundo, que en la semifinal se impuso con un crono de 90.69.

En un recorrido con unos complicados remontes, David salió en la quinta plaza en una final de mucho nivel, en la que todos los participantes corrieron riesgos. El segoviano tocó un remonte en la puerta 13, por lo que le ‘cayeron’ dos segundos de penalización, y al igual que había sucedido en las semifinales, los jueces tuvieron que revisar otro posible toque en la puerta doce, que finalmente no se produjo.

El 95.04 con el que el palista de Palazuelos terminó el recorrido le colocó en la tercera plaza provisional, pero sabiendo que ese toque en la puerta le iba a retrasar en la clasificación final, como así fue ya que David concluyó la final en la octava plaza en una prueba que volvió a confirmar a Jiri Prskavec como el mejor y el más firme candidato al oro olímpico.

Pese a ello, la satisfacción fue la nota dominante, puesto que Llorente continúa instalado entre los mejores y la preparación sigue siendo la adecuada de cara a los Juegos de Tokio.