El portero del Viveros Herol Nava Yeray Lamariano y el entrenador Dani Gordo, en la rueda de prensa previa al partido contra el Logrño. / A. MARUGÁN
Publicidad

El invicto Viveros Herol Nava recibe el sábado a uno de los planteles más serios de la Liga Asobal. Un trabajado BM Logroño llega a Nava de la Asunción, en su firme intención de copar los primeros puestos de la clasificación. Sexto contra cuarto. El conjunto riojano viene de ganar al Guadalajara (25-23), al Puerto Sagunto (19-36) y al Cangas (38-25). Abultados triunfos en un arranque de la competición en el que solo se ha visto superado por el Cuenca (35-28).

El hecho de que la escuadra navera todavía no haya perdido ningún encuentro se ha llegado a catalogar de ‘milagro’, algo que al técnico Dani Gordo no termina de convencer. Así lo explicó en la rueda de prensa previa: “No estoy muy de acuerdo cuando se dice que ‘hacemos milagros’. Al final el equipo trabaja muy duro todas las semanas, con una exigencia tremenda, y si sacamos los partidos de esta forma es por mérito. La fuerza divina, en este sentido, no nos ayuda. La plantilla cree en lo que hace: no baja los brazos y somos más equipo cuando peor nos salen las cosas”.

De cara al choque contra el Logroño, comentó: “Lo primero que tenemos que hacer es competir y perder el respeto al rival. Es muy osado decirlo, ya que no es un contrincante de nuestra liga, pero tenemos que tener un buen balance y tener pocos fallos”.

Desde la portería

Por los micrófonos también pasó el portero Yeray Lamariano, que repasó el inicio de la plantilla: “Las sensaciones son positivas y creemos que estamos trabajando bien. Estamos en un proceso de aprendizaje todavía, pero estamos invictos”. La llegada del cuadro riojano a Nava de la Asunción ha levantado interés entre los aficionados. El compromiso de los jugadores de Gordo para este choque es, si cabe, todavía mayor. “Es un equipo que desde años provoca en el rival forzar muchos errores: te saca las vergüenzas. Además juegan muy bien. Somos conscientes de que contra un equipo como Logroño tenemos que cometer los menos errores posibles y mejorar en facetas de juego”, valoró el guardameta.

Entre las claves del buen rumbo que lleva el equipo, apuntó: “La mayoría llevamos tres temporadas juntos y sabemos qué tenemos que mejorar. Los resultados pueden ser mejores, pero tenemos que estar contentos con los puntos que llevamos”; y añadió: “Lo bueno es que tenemos margen de mejora”.