El jugador del Nava Agustín Casado y el entrenador Daniel Gordo. / A. MARUGÁN
Publicidad

El Balonmano Nava vuelve a jugar en domingo. En esta ocasión lo hará en casa, en el pabellón Guerrer@s Naver@s, en horario matinal (12.30) contra el BM Granollers, en un encuentro televisado por la plataforma de LaLiga Sports. Tras iniciar la segunda vuelta con derrota en el derbi regional contra el Atlético de Valladolid (26-24), el conjunto que dirige Daniel Gordo, décimo clasificado, recibe al sexto. Un rival que llega a Nava de la Asunción con inercia positiva después de imponerse con contundencia al Balonmán Cangas (31-23) y anteriormente al al BM Logroño (40-35).

Tras un inicio en el que le costó coger regularidad, el equipo de Antonio Rama llega a tierras segovianas en un buen momento. El plantel granollerense es sólido en su feudo, aunque fuera de casa solo ha ganado en dos ocasiones. En el choque de la primera vuelta, jugado en Nava, ambas plantillas firmaron tablas (25-15).

En la segunda parte del campeonato los equipos se han reforzado y el Viveros Herol, pese a no hacer fichajes, tirará de cantera. “Vamos a tener que incorporar jugadores del filial y esos son nuestros fichajes”, reconoció Gordo en rueda de prensa; y comentó: “Pablo y Samir son internacionales y casi seguro vayan convocados. Con ellos tenemos que sacar el objetivo. La gente está con convicción. No es fácil, pero tenemos las ideas claras”.

Por otro lado, se mostró con ambición: “En la segunda vuelta los puntos valen más. Lo bueno que vamos a tener ahora es la tranquilidad que nos permite afrontar cada partido como una final”. La primera, contra el Granollers. “Intentaremos buscarles las vueltas, aunque es complicado. Tiene muy buenos jugadores y lleva manteniendo la misma filosofía durante muchos años”, explicó.

Casado: “Intentaremos pararles”

Agustín Casado, por su parte, valoró el momento de la plantilla y el rival: “El otro día el equipo compitió hasta el final en una de las canchas más difíciles de la liga, pese a no conseguir la victoria. Ahora nos viene un rival duro, que aunque empezó algo dubitativo ha cogido ritmo. Allí hicimos un gran partido y sacamos un punto. Aquí intentaremos de pararles y reducir su número de goles”.