Dani Calleja celebra el primer gol de la Segoviana ante La Granja, que se había adelantado un minuto antes. / KAMARERO

El atacante Dani Calleja (Íscar, 1987) y la Gimnástica Segoviana separan sus caminos tras nueve temporadas juntos. Así lo confirmó el club azulgrana, que destacó en redes sociales su “calidad futbolística” y “humana”. El iscariense llegó a la Segoviana en la campaña 2012/13 y, desde entonces, ha sido uno de los componentes más destacados de la plantilla azulgrana en la zona ofensiva; jugando una campaña en Segunda B.