Zupo Equisoain prepara desde un hotel de Coca el último partido del Viveros Herol Nava, que visita esta tarde (19:00 horas, LaLigaSportsTV) al Balonmano Granollers en el duelo aplazado de la decimotercera jornada por positivos por Covid en el cuadro catalán. El técnico, alojado en el pueblo vecino porque el principal hotel de Nava de la Asunción está cerrado, recuerda el tópico: “Mucho que ganar y nada que perder. Es un partido complicado ante un rival que no es de nuestra liga. Con el acelerón de los dos puntos de Santander trataremos de pelear el partido y, sobre todo, ser competitivos”.

El Nava dio un golpe sobre la mesa ganando el miércoles al Sinfín con la mejor anotación de su historia en Liga Asobal (24-35). Equisoain habla de una victoria de tres puntos ante un rival directo porque no son solo los dos que suma su equipo en la tabla, sino la diferencia de goles particular en caso de empate a puntos. “El equipo necesitaba esa victoria. De momento, sales de la zona de descenso, eso ya es importante. Vuelve la sonrisa después de tantos partidos perdiendo. Y el respeto que genera fuera. Salió muy bien, fue el debut soñado”.

En la distancia

Como Equisoain no estaba en el cuerpo técnico del Nava en noviembre, la fecha original de la jornada 13, no podrá sentarse hoy en el banquillo. Será el segundo entrenador, Raúl García, quien dirigirá al equipo ante un rival que mantiene sus opciones de jugar la Copa Asobal si vence los dos partidos que tiene pendientes. El Granollers es sexto con 20 puntos y podría igualar al Logroño, que ocupa la tercera plaza con 24.

El Nava afrontará el partido con varias bajas. El pivote queda huérfano por la ausencia de Darío Ajo, que no podrá viajar por compromisos laborales; Andrés Moyano se rompió un metacarpiano de la mano y será baja hasta febrero, como Vujovic, que recayó y deja el extremo en manos de Óscar Marugán, Nico D’Antino.Vamos a ir con lo que podamos”.

Tras unas semanas de mucha exigencia anímica por medirse a un rival directo tras otro, el Nava afrontará el duelo de esta tarde sin presión, sabiendo que pase lo que pase terminará el año fuera de la zona de descenso. Los últimos resultados marcan una brecha entre el Puente Genil, undécimo con 17 puntos, y el Guadalajara, duodécimo con 10. A partir de ahí, los últimos siete equipos están separados por cuatro puntos; entre ellos se jugarán las cuatro plazas de descenso. Granollers fue escenario del primer partido del Nava como visitante en Asobal; logró su primer punto y tuvo opciones de victoria en la acción final.

Un último esfuerzo

Ahora mismo dependemos de nosotros mismos”, subraya Equisoain con una positividad no exenta de exigencia. “El movimiento se demuestra andando. Seguro que la victoria del otro día le ha hecho pensar a alguno. Nava tiene buen equipo, espero que nos salvemos”. Esta noche el club llegará a la ansiada meta volante navideña tras unos meses convulsos y un solo triunfo en diez partidos, contagio masivo por coronavirus mediante. Llegan unos días de descanso por las fiestas navideñas y una pretemporada nueva, con tiempo suficiente para asentar conceptos sin la obligación de jugar cada tres días. En Granollers, una de las pistas más simbólicas del balonmano nacional, faltan 60 minutos de esfuerzo y 2020 será historia.

Un rival rápido con gran tiro exterior

Zupo Equisoain destaca la escuela vallesana de trabajo defensivo y velocidad, una máxima que se ha convertido en tendencia, para definir al Granollers. “Es uno de los equipos con más tiro exterior”. Equisoain habla de Antonio García y de los hermanos Márquez como auténticas amenazas a ocho y nueve metros. “Es clave que haya contacto. Si les dejamos tirar nos van a marcar muchos goles”.

A ello se añade el cerebro de Borja Lancina en la creación y la presencia de Esteban Salinas en el pivote para una plantilla que cuenta con una buena portería gracias a Pol Sastre y Marc Guardia. Hasta que vuelvan a juntarse los astros, el Granollers ostenta el honor de ser el último equipo en derrotar al Barcelona en Liga Asobal, en abril de 2018. El único equipo de la zona baja que les ha tuteado este curso ha sido Sinfín, que perdió por uno en Granollers antes de ser arrollado por Nava.