Volvió la Primera Provincial de Aficionados tras el parón de la semana pasada a razón de las condiciones meteorológicas. Y lo hizo a lo grande. Tanto que, en una competición sin dueño y múltiples alternativas, el Coca se colocó como nuevo líder de la categoría, aunque con letra pequeña, puesto que el Cantimpalos aplazó su compromiso liguero frente al Monteresma en La Vega y, en caso de vencer dicho duelo aplazado, el conjunto verdiblanco regresaría a lo más alto de la tabla.

Pero entre conjeturas, el equipo de José María Valbuena disfrutará, al menos durante una semana, de una primera posición a la que se aupó en un choque de infarto frente al Cantalejo. En esas, Saul de la Calle cumplido el primer cuarto de hora de juego adelantó a una Coca que entre poco y nada le duró la alegría, ya que en la reanudación y tan sólo dos minutos después, vio como Javier San Macario daba alas a los locales y devolvía la igualada al marcador.

Tras el paso por vestuarios, los ataques se imponían a las defensas, pero Carlos Arribas y Carlos Arnaz bajo los palos a base de grandes intervenciones, fueron los culpables de que las tablas no se moviesen. Con el encuentro agonizando y ambos conjuntos dando por bueno el empate, apareció Juan Luis Martín en el tiempo de descuento para silenciar El Hoyal, castigar al Cantalejo y guiar al Coca hacía un triunfo con el que se instala en el liderato gracias a sus 42 puntos, dos más que un Cantimpalos con un encuentro menos.

Unos deberes que también hizo el Carbonero en Las Piscinas a costa de un Unami en horas bajas e inmerso en una situación delicada de la tabla. Así, tras su último tropiezo liguero frente al Sporting Nava, el equipo de David Gil volvió a la senda de la victoria por la puerta grande. Roberto Arévalo allanó el camino con el tanto inicial en la primera parte para en el segundo período tirar de pegada hasta meterle la ‘manita’ al Unami. Rubén Arévalo, Yoro Coulibaly, Carlos Otero y Héctor Portillo, los encargados de firmar el 5-0 definitivo con el que dejan al Carbonero en la tercera plaza, con 40 puntos en su casillero y las opciones intactas al título.

Por su parte, el conjunto azulón encadenó su séptimo encuentro sin conocer la victoria y se mantiene en penúltima posición con siete puntos. Festival de goles el que se dio también el Real Sitio a costa del colista de la categoría, el Cabezuela. El cuadro granjeño no hizo prisioneros y le endosó un contundente 8-1 con el que sumó tres nuevos puntos que lo dejan en la cuarta posición, con 36 puntos, mientras que el Cabezuela naufraga en la última posición de la clasificación, con un único punto en su haber. Por su parte, el Villacastín fue el otro equipo de la jornada, junto al Coca, que logró la victoria a domicilio después de vencer por 2-3 al Turégano ‘B’.

El equipo tureganense se adelantó en el luminoso con el gol de Pablo Cañas, aunque un doblete de Alejandro Aparicio puso por delante a los visitantes. Ya en el tramo final, Daniel González devolvió las tablas al marcador para el Turégano ‘B’, pero de nuevo, Alejandro Aparicio, puso el sello con su ‘hat-trick’ y se vistió de héroe para un Villacastín que sumó un triunfo que lo deja en la zona tranquila de la tabla, instalado en séptima posición, con 33 puntos.

El San Lorenzo fue otro de los equipos que sumó un triunfo de prestigio en la fecha liguera después de ganar por 2-0 al Cuéllar en el José Antonio Minguela. Gracias a las dianas de Mohamed Bajhtaoui y Diego Moral, ambos en la recta final, el equipo de David Matesanz se alzó con tres puntos que le dan aún más tranquilidad en la tabla y se queda a uno de un Cuéllar que es décimo clasificado, con 23 puntos.

Una jornada de alegrías y tristezas en la que El Espinar y Nava firmaron la paz en Los Llanos. Ismael García adelantó a los locales pasados los diez minutos de choque, pero Javi de la Cruz, en la reanudación del segundo período puso unas tablas que serían ya definitivas. De esta manera, El Espinar se queda en sexta posición, con 34 puntos y pierde una oportunidad de oro de arrimarse a la zona alta, mientras que Nava suma un punto que lo mantiene en la zona intermedia de la clasificación. Por su parte, el Mozoncillo no disputó compromiso liguero, puesto que debería haberse enfrentado a un Riaza ya retirado de la competición.