d2-1kama_Futbol-Segoviana-Ponferradina_KAM2595
El capitán de la Gimnástica Segoviana, Chema, durante un partido. / KAMARERO
Publicidad

“No se si es el partido más importante de la historia de la Segoviana, pero estoy seguro que de la de Abraham García sí lo es”, son las palabras del técnico de la Segoviana de cara al enfrentamiento del domingo frente al Pontevedra. García es consciente de lo mucho que hay en juego y atribuye un valor al duelo de máxima envergadura.

“Estoy deseando que llegue. Experiencias como estas son únicas. Disputar encuentros de este nivel es lo que hace que todo el esfuerzo que hemos puesto a lo largo de 25 años tenga sentido. Tenemos la oportunidad de conseguir algo muy bonito y vamos a luchar en nuestro campo donde tenemos una única derrota en cinco encuentros, con tres victorias y un empate”, reconoció en rueda de prensa.

La Gimnástica tendrá enfrente a un rival que también busca la permanencia. “Nadie pensaba que a estas alturas de campeonato iba a estar ahí -decimocuarto-”, comentó; y añadió: “Es un conjunto que conozco a la perfección: han mejorado, andan más sueltos y han marcado 43 goles, que son números de muy buen equipo”.

Para combatir a este plantel, desgranó algunas de las claves: “Lo primero es que los jugadores sean fieles a su identidad. Debemos jugar como venimos haciéndolo en La Albuera: con espíritu, llevando la iniciativa y defendiendo. Luego necesitamos de la gente. Espero un campo a reventar, pues aquí he visto a la afición meter goles”; y aseguró: “No me cabe la menor duda que si ganamos el domingo, vamos a luchar hasta el último momento”.

En cuanto al empate cosechado en Guijuelo el pasado fin de semana, sostuvo: “Nos hubiera gustado ganar, pero el punto conseguido es una muestra de la mejoría defensiva de la plantilla, nos da confianza y refuerza el trabajo que estamos haciendo”.

CHEMA, BAJA PERO UNO MÁS

Con la vuelta a la dinámica de trabajo de Álex Ayala y Álex Alonso, la única baja en principio será la del capitán Chema. El propio defensa explicó su lesión: “Es un tema nervioso que pasó hace muchos años y pensábamos que había acabado, pero ahora ha vuelto. Hemos tomado la decisión de parar una semana y ver cómo evoluciona”.

Por otro lado, habló del momento que atraviesa el vestuario: “Todo el equipo está a un nivel muy alto, seguramente el mejor de toda la temporada, y el que baja un poco no tiene cabida”. Además se mostró optimista y confiado de las posiblidades de la plantilla: “Estamos en la posición que queríamos: llegar al final de la temporada luchando por nuestro objetivo. Si antes de comenzar la liga nos dicen que tenemos que jugar contra dos rivales directos en casa, lo hubiéramos firmado. Todo está de nuestro lado, solo queda que entre la pelota”; y concluyó: “Es el partido más importante de la historia actual de la Segoviana y no nos entra en la cabeza que nuestras opciones a la permanencia se puedan acabar este domingo”.