La apuesta por la cantera que desde hace años lleva realizando el Club Segosala comienza a dar sus frutos después de años de trabajo. Con el equipo de Segunda B como destino para los chicos, y el de Segunda Femenina como referencia para las chicas, el objetivo más allá de llegar lo más lejos posible en el plano deportivo sigue siendo el mismo: Formar jugadores.

La liga 22/23 en la Segunda División comenzará el 24 de septiembre tanto para el Segosala como para el Unami, que ya están inmersos en la pretemporada. Y con el fin de preparar lo mejor posible el año, el club ha organizado un torneo nacional que acogerá el pabellón Pedro Delgado los próximos 10 y 11 de septiembre, con ocho equipos participantes.

PRIMER TORNEO SÉNIOR FEMENINO

Así, los madrileños Villalba, Eurosiris, Artilleros, Futsi y Rivas, competirán con el River Zamora, el Avilasala y el Segosala por hacerse con la primera edición del ‘Segosala Women’s Cup’ que tendrá un formato distinto a los habituales, ya que los equipos se dividirán en dos grupos y disputarán una liguilla inicial con partidos de 25 minutos a reloj corrido. Su clasificación al final de la primera fase decidirá los partidos de la segunda ronda.

En lo que a la plantilla se refiere, el Segosala Pinturas Alyvan mantiene prácticamente íntegro el bloque que tan buen trabajo realizó el año pasado en la temporada de su debut en la Segunda. Tan solo Ana, por motivos personales, y Tato que se incorpora al cuerpo técnico como preparadora física, no jugarán en el equipo la próxima temporada.

A cambio, el equipo repesca a ‘Rubia’ y volverá a contar con un buen ramillete de jugadoras sub-23 que compaginarán los entrenamientos con el conjunto de la Regional con los de la Segunda, “y que nos van a dar un plus de competitividad que ‘obligará’ a sus compañeras a no relajarse”, señala Agustín Cuenca, entrenador del equipo y el principal culpable de que el trabajo de cantera del Segosala esté dando sus frutos.

EL RETO ES MANTENER EL NIVEL

El segundo año en la categoría será “tan ilusionante como el primero”, porque el reto ya no es llegar, sino mantenerse e incluso tratar de mejorar la gran campaña realizada el año pasado. “Mantenerse es lo difícil, porque los rivales ya te conocen, y además puedes correr el riesgo de relajarte y no salir con la actitud adecuada”. Por eso el club organizó dos partidos amistosos ante rivales de Primera División que mostraron el nivel que existe entre unas y otras, y que vendrá bien para afrontar la primera ronda de la Copa de la Reina, que comenzará para el Segosala el 18 de septiembre.

Cuando se habla de candidatos al ascenso, Agustín Pérez deja esa presión para otros equipos: “Ya no está Telde que logró el ascenso, pero Chiloeches ha formado un equipo para subir de categoría. ¿Segosala? Nosotros seguimos creando nuestra estructura de club, y lo que no vamos a hacer es cerrarle la puerta a nuestra cantera para formar un equipo más competitivo. Llegaremos donde podamos, sin ponernos más objetivos que el de poder ser competitivos en cada partido”.