Publicidad

Hace casi una década, el Ayuntamiento de Segovia inauguraba la penúltima instalación deportiva dedicada al fútbol, con el primer partido que se jugó en el campo de fútbol 7 anexo al Pedro Delgado, puesto que en septiembre de 2013 se inauguró el campo de fútbol que se integraba dentro del velódromo de Madrona. Casi diez años después, es con ese nombre de “El Anexo” con el que se sigue conociendo a la instalación deportiva.

Si nueve años tiene el campo de fútbol siete, tantos como trece tiene el terreno de fútbol once de ‘Nueva Segovia’, que ya ha acogido un buen número de partidos, pero que en su día no fue ‘bautizado’ con el nombre de un deportista segoviano, o de una persona extraordinariamente vinculada al fútbol, como sí se hizo (con un gran consenso) con el campo Mariano Chocolate hace ya tres lustros.

Se trata de dos de las escasas instalaciones deportivas de la capital que no tienen más nombre que el que señala su ubicación dentro del mapa, y del que no se tiene constancia (salvo error u omisión) de que haya existido una sola petición para haberlos cambiado de denominación, como sí se hace en otros lugares prácticamente en cuanto se inaugura la instalación, o como hace no demasiadas fechas se realizó en La Granja con el campo de hierba artificial que lleva el nombre de Pablo Alejandro.

Trece años tiene el ‘Nueva Segovia’, y nueve el ‘campo de fútbol 7 anexo al Pedro Delgado

Tiempo atrás, desde el Ayuntamiento de Segovia se propuso la plausible iniciativa de bautizar a las instalaciones deportivas de la ciudad con el nombre de los deportistas segovianos que acudieron a los Juegos Olímpicos. De ahí que exista un Complejo Deportivo Carlos Melero, un pabellón María Martín, o un ‘José Luis de Santos’, por no citar a las pistas de atletismo ‘Antonio Prieto’ o el pabellón ‘Pedro Delgado’ en homenaje a dos de los más grandes deportistas que ha dado la ciudad.

Sin embargo, con los dos campos de hierba artificial, no ha existido ese interés por cambiar el nombre. Y no será por falta de ‘candidatos’, personas extraordinariamente vinculadas al mundo del fútbol y cuyo trabajo por el deporte del balompié a lo largo de muchos años les convirtió en referencia.

Las figuras de José Antonio Minguela, jugador, entrenador e incansable trabajador por la cantera, o de Mariano Castrillo ‘Maíto’, posiblemente uno de los más profundos conocedores del fútbol segoviano, aparecen en cuanto se piensa en personas vinculadas al balompié en Segovia. Son solo dos ejemplos, pero seguramente haya bastantes más, aunque no parece que exista un interés excesivo por cambiar de nombre al ‘Nueva Segovia, y al ‘campo de fútbol 7 anexo al pabellón Pedro Delgado’.