Publicidad
EL ADELANTADO / SEGOVIA

La Gimnástica Segoviana hace oficial la incorporación de Javier Borrego (Salamanca, 1996), que cumplirá su segunda temporada en las filas del plantel azulgrana tras romper su vinculación con el CD Guijuelo, club al que pertenecía y desde el que llegó al conjunto de Manuel González el pasado verano en calidad de cedido. Al terminar la campaña con el cuadro gimnástico, el delantero salmantino volvió a la disciplina chacinera, con el que empezó la pretemporada, pero finalmente ha decidido regresar al equipo segoviano para compartir posición en la parcela ofensiva con jugadores como Dani Arribas, Dani Calleja, Iván García ‘Ivi’, Diego Gómez o el fichaje Francisco Adeva.

“Vuelvo con mucha ilsuión al club donde siempre han contado conmigo y confiado en mí”, reconoce Borrego para el departamento de prensa de la Gimnástica; y continúa: “Tengo muchas ganas de volver a encontrarme con mis compañeros, con el cuerpo técnico y con los miembros de la junta gestora para ponernos pronto a tope y empezar la liga para cumplir con el objetivo marcado por el club que no es otro que ascender a Segunda B”.

Y es que la Gimnástica Segoviana ha tirado la casa por la ventana con el objetivo de conseguir el ascenso a la Segunda División B en una temporada que será la última en la que la Tercera División será la cuarta categoría del fútbol nacional, con la creación de la Segunda B Pro prevista para la campaña 2021/22.

El club azulgrana confirmó la llegada de Javi Borrego que se venía apuntando en jornadas precedentes y con ello cierra un plantel muy del agrado de Manu González, que sabía de la llegada del delantero salmantino a su equipo “y le teníamos guardada la ficha, aunque queríamos que se quedara en Guijuelo para que demostrara su calidad en Segunda B. Pero sí eso no era posible, teníamos claro que la Segoviana era su primera opción, porque así nos lo había hecho saber. Borre ha estado aquí muy a gusto y se siente en deuda con el club por no haber podido lograr el ascenso”.

CON MÁS RECURSOS

De esta manera se pone la guinda a una plantilla con la que el técnico madrileño está “muy contento”, ya que considera que se han reforzado posiciones “en las que contábamos con menos recursos”. La plantilla es corta, pero Manu prefiere ver el vaso medio lleno “porque así todos los jugadores se van a sentir importantes, y además tendremos la posibilidad de incorporar a algunos de los futbolistas de nuestra cantera, que es algo que también nos gusta hacer”.

Agustín Cuenca dejó claro desde el primer día en que el objetivo de la Segoviana es el de terminar la liga en la primera posición y lograr el ascenso a la Segunda B, y el entrenador del equipo no le va a la zaga “porque el objetivo todos los años es el del ascenso”.

Otra cosa es que el cambio de categoría del Zamora y el hecho de que la Segoviana haya sido subcampeona de liga dos campañas consecutivas tras el cuadro zamorano le otorga al conjunto gimnástico la vitola de gran favorito, algo que Manu asume con normalidad “porque siempre partimos con la intención de ser campeones y de ascender. Quizá otros años con el Zamora y la Arandina presentando grandes equipos, más los filiales también con plantilla potentes la meta estaba difícil, pero este año pese a la baja del Zamora vamos a tener que trabajar mucho si queremos estar arriba”.

MAÑANA, ANTE EL SANSE

La Gimnástica Segoviana disputará su segundo partido de pretemporada en Los Ángeles de San Rafael teniendo como rival al San Sebastián de los Reyes mañana miércoles, a partir de las seis y media de la tarde, a puerta cerrada tanto para los aficionados como para la prensa.