Infografía de datos del Balonmano Nava / A.M. (Fotos: A. Marugán / Datos: Liga Asobal)
Publicidad
ALEJANDRO MARTÍN / SEGOVIA

Por el momento son tres las jornadas que se han aplazado en la Liga Asobal de balonmano por el coronavirus, aunque con la prolongación del estado de alarma todo apunta a que serán más los partidos que tengan que posponerse. En países como Noruega, Suiza y Suecia ya se han dado por finalizadas las competiciones. La última en tomar esta decisión fue la federación sueca, que el viernes puso punto final a la temporada sin establecer ganadores aunque sí se harán efectivos los ascensos y descensos. Por su parte, Dinamarca ya ha alargado el parón hasta el 30 de abril.

En España las ligas están suspendidas, por lo menos, hasta el 29 de marzo. En lo referente al Balonmano Nava, el conjunto que dirige Daniel Gordo tiene en la recámara los compromisos ante el Ciudad de Logroño fuera de casa y frente al Balonmán Cangas y el Cuenca en el pabellón Guerrer@s Naver@s cuando quedan 10 jornadas para la finalización del campeonato.

El plantel de Nava de la Asunción sostiene la novena posición en plena batalla por la permanencia. Con un total de 14 puntos, está tres por encima de la franja que separa a la salvación del descenso. Intensa lucha en la que el Huesca y el Cangas son los equipos que se encuentran en el sótano de la clasificación y después hay hasta ocho plantillas que se mueven en una diferencia de apenas tres puntos. Desde el Guadalajara, que es séptimo, al Cantabria Sinfín, que guarda el último puesto de la permanencia en la 14ª plaza, la distancia es mínima.

Con el primer parón por las convocatorias con las selecciones y ahora por el Covid-19, el plantel navera no ha podido coger regularidad en la segunda vuelta. Sin embargo, la primera mitad de competición, superior a lo esperado en un principio al tratarse de un recién ascendido a la máxima categoría nacional, sigue dando estabilidad al grupo para encarar el tramo final del calendario. Entre los partidos que tiene en casa está el del AdemarLeón, el BM Benidorm y el del Anaitasuna. Además, la última jornada juega contra el actual colista, el Huesca, en su feudo.

Entrenamiento del Balonmano Nava. / A. MARUGÁN

Las claves del equipo

Entre las claves del equipo para adaptarse con creces a la Liga Asobal está el bloque de las dos últimas temporadas. El club confió en la mayoría de los jugadores del curso pasado y se reforzó buscando siempre mayor solidez y un plus. La puesta en marcha de Gordo y su cuerpo técnico desde el inicio de la pretemporada también fue esencial para acoplarse sin aparentes problemas.

En la parcela ofensiva sigue siendo Agustín Casado el que lidera la definición, con hasta 78 goles en 19 partidos jugados. Su labor en el área contraria se complementa con el acierto de componentes como el italiano Nicola D’Antino (70) o uno de los fichajes Rodrigo Pérez (66). Bajo palos la tarea de Yeray Lamariano está siendo crucial y ya acumula 194 paradas con varios encuentros para enmarcar.