Dos puntos y el gol average de diferencia con el puesto de descenso que aún queda ‘libre’ tras el descenso confirmado del Antequera, y un empate a puntos con Puente Genil y Atlético Valladolid del que de momento sale beneficiado el conjunto segoviano han puesto al Viveros Herol Nava en disposición de dar un golpe de mano a la permanencia en la Liga Asobal.

Señalaba Zupo Equisoain al finalizar el encuentro frente a Torrelavega que le salían las cuentas con el punto sumado, aunque al equipo el reparto le hubiera sentado mal. Pero el punto sabrá a muy poco si el Viveros Herol no consigue sumar los dos en el partido que esta tarde (19.00 horas) le enfrentará al Puente Genil en el pabellón municipal de Nava, y que fue aplazado en su día por los positivos por Covid en el equipo andaluz.

Esa es la ‘bola extra’ a la que se aferra el conjunto segoviano para dar un buen mordisco a la permanencia, sabiendo que en la jornada de hoy también se disputará otro partido aplazado, el que jugarán Atlético Valladolid y Balonmano Antequera, que más que posiblemente concluirá con victoria del conjunto pucelano, siguiente rival del Viveros Herol el próximo domingo.

Así que ha llegado el momento del conjunto navero, el que como en las corridas de toros va a decidir si se sale por la puerta grande de la permanencia, o por la de la enfermería ocupando el puesto de promoción y con el descenso demasiado cerca.

El Puente Genil se está aferrando a sus partidos de casa para mantener sus opciones de permanencia, tras ganar los dos últimos a Anaitasuna y Cangas. El equipo que dirige Paco Bustos baja muchos enteros como visitante, si bien es cierto que los últimos encuentros frente a Bidasoa en Irún e Incarlopsa en Cuenca no son los más idóneos para medir el estado de forma del plantel lejos de Córdoba.

En un principio, el encuentro no se planteará a la carrera como se esperaba el choque frente a Torrelavega, porque el Puente Genil no hace del contragol una de sus armas preferidas como sí hace el conjunto cántabro, aunque cuenta con un ataque en el que una primera línea con Joao Pedro y Mihajlo Mitic como estiletes, así como el ex-navero Borivoje Djukic, siempre es promesa de goles.

Pero Nava cambió la tendencia el pasado domingo, y el club espera que la ayuda que la afición prestó ante Torrelavega sea la misma frente al rival de hoy, porque toda ayuda será poca para ganar un partido que puede significar el ser o no ser del Viveros Herol en este tramo final de la temporada. Con Moyano recuperado de cara a los últimos encuentros de competición, las alternativas ofensivas del equipo segoviano se elevan, “puesto que con él, con Prokop y con Horiha tenemos más opciones en el lanzamiento exterior”, pero el técnico navarro prefiere centrar su discurso en el apartado defensivo.

Sinfín marcará el camino

“Esta semana es importante, porque la jornada de mañana (por hoy) solo la jugamos cuatro equipos, y la siguiente jornada del fin de semana va a decidir lo que tenemos que hacer, porque si gana Sinfín en Pamplona al Anaitasuna, como mínimo habrá que sumar 23 puntos, pero si pierde la permanencia se puede quedar en 21”. Zupo se ha echado las cuentas y estas le salen, siempre y cuando el equipo consiga la victoria en la tarde de hoy frente al Puente Genil “algo que no va a ser nada fácil”.

El entrenador del Viveros Herol quiere mentalizar a su plantilla de que el trabajo defensivo puede ser la clave, “porque Puente Genil tiene un lanzamiento exterior potentísimo, y elabora siempre para conseguir que sus lanzadores tengan opciones”. La intensidad defensiva ha de ser, como mínimo, “la misma que el equipo mostró frente a Torrelavega, porque el rival nos metió muchos goles de contragolpe y saque rápido de centro”, pero no tantos en ataque posicional. “Ojalá tengamos ante Puente Genil la intensidad que tuvimos ante Torrelavega. Si nuestra defensa está intensa, tendremos posibilidades”.

“La plantilla sabe que el punto logrado ante Torrelavega es bueno, y que podemos estar a dos o a cuatro puntos de la salvación matemática”. Tan cerca, y tan lejos a la vez.