Lo que era un secreto a voces se acabó convirtiendo en realidad en la mañana del mismo domingo. El duelo entre Gimnástica Segoviana y Guadalajara correspondiente a la vigésimo quinta fecha liguera tuvo que ser aplazado a razón de las condiciones meteorológicas. En concreto, la intensa nevada que azotó a la capital a lo largo de la tarde del sábado fue la causante de la imposibilidad de disputar el duelo en el estadio municipal de La Albuera. Una decisión que se tomó en la exploración que se llevó a cabo sobre el propio verde entre los dos clubes implicados, el trío arbitral y delegados federativos que finalmente acordaron la suspensión.

Con una capa de hielo y nieve de hasta ocho centímetros de grosor, una veloz inspección por parte de los asistentes fue suficiente para comprobar que la práctica del fútbol sobre el césped del feudo segoviano era inviable. De esta manera, ambos conjuntos, por medio de las redes sociales, hicieron oficial dicho aplazamiento de un partido en el que, a pesar de que la expedición del Guadalajara no había iniciado su desplazamiento a Segovia, sí llevó el lamento a la afición deportivista que tenía pensado arropar a los suyos en La Albuera en la tarde del domingo.

Agustín Cuenca, presidente de la Gimnástica Segoviana, aseguró que “aún no hay fecha determinada para la disputa de un duelo que se decidirá en los próximos días” y, de cara a la parroquia gimnástica confirmó que “las entradas serán válidas para la próxima fecha establecida y, para los aficionados que no puedan asistir, se devolverá el importe de las mismas en la sede del club”. Ahora, Segoviana y Guadalajara ya barajan diferentes opciones de cara a establecer una nueva fecha para la celebración del duelo, aunque todo hace apuntar a que el día que se producirá dicho encuentro será el próximo miércoles 27 de marzo.

Una resolución que cuenta ya con la aprobación de ambos clubes y en la que tan sólo falta la confirmación oficial por parte del máximo organismo.“Ya existe un acuerdo con el conjunto arbitral y estamos esperando la aceptación de la Federación “, confesó Agustín Cuenca. Así, y en caso de establecerse el miércoles santo como nueva fecha, la Segoviana disputaría hasta tres compromisos ligueros consecutivos en La Albuera en apenas once días, siendo el primero de ese carrusel de encuentros frente al propio Guadalajara. Cuatro días más tarde, el 31 de marzo, recibiría la visita del Cacereño y, el 7 de abril, concluiría esa maratón en casa ante el Badajoz.

Se trata del segundo compromiso en lo que va de curso que la Gimnástica Segoviana se ha visto obligada a suspender, ya que en el pasado mes de noviembre, el duelo copero entre el conjunto segoviano y el Sestao tuvo también que ser aplazado a razón del temporal de viento que castigó a Segovia. Con este aplazamiento, el equipo de Ramsés Gil cae hasta la cuarta posición, ya que el Numancia, que sí pudo disputar su respecto compromiso este fin de semana, hizo los deberes y superó por la mínima al Villanovense.

Además, el Atlético Paso también logró la victoria en esta fecha liguera después de vencer al Mensajero por 1-0 en su feudo. Dos resultados que añaden presión y ponen aún más al rojo vivo los puestos de playoff de ascenso y que obligan al club azulgrana a sacar un resultado positivo frente al Guadalajara para no perder comba por esas posiciones altas de la tabla.