Toño González, dando instrucciones durante un entrenamiento de pretemporada. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El Unami CP encara su undécima temporada en la Segunda División femenina de fútbol sala. Lo hace con Antonio González como técnico tras el adiós de Luis Martín. El joven entrenador, que desempeñó las labores de segundo el curso pasado, afronta así su primera campaña al mando con equipo que mantiene su bloque, pero que se ha reforzado con la llegada de jugadoras como Leyre, Sofía y Maira. Además, a partir de noviembre podrá contar con Marta, que hasta que no cumpla los 15 años no puede competir. Con estos mimbres, el conjunto segoviano combina experiencia con juventud. En palabras de González: “Es prácticamente el mismo grupo”.

Sin embargo, asegura que los cambios en cuanto a juego ya se pueden palpar: “Queremos ser más atrevidos en defensa y más dinámicos en ataque”; y reconoce: “La diferencia puede ser un tanto brusca”. Con las ideas claras, el entrenador enfoca el primer objetivo en “competir. Tenemos que tener claro que hay que luchar cada partido al máximo. Luego tenemos mucho margen de mejora”.

El primer enfrentamiento del campeonato liguero lleva al Unami a Gran Canaria para medirse a la AD Teldeportivo. “Es el rival a batir”, reconoce González; y continúa: “Ya lo demostraron el año pasado y ahora se han reforzado. Va a ser un duelo muy duro, aunque vamos con buenas sensaciones. No tenemos nada que perder”. Seis semanas de trabajo definen la pretemporada de las azules. “Las sesiones han sido exigentes y la sintonía entre las jugadoras y el cuerpo técnico es buena”, apunta González.