Andrés Gabriel Moyano suma su tercera temporada en Nava de la Asunción, de donde llegó procedente del Teucro donde pasó las anteriores tres campañas. Aunque las lesiones han lastrado su rendimiento, cuando ha estado en forma se ha mostrado como un jugador diferencial partiendo desde el lateral derecho, como se está mostrando en la primera vuelta de esta temporada 22/23, que el zurdo de Mendoza confía en que sea la campaña de la recuperación de la categoría en la Asobal.

P.- ¿Se encuentra actualmente en el mejor momento desde que está en Nava?
R.- No sabría decir, porque el año pasado a estas alturas también estaba ofreciendo un rendimiento bueno, y creo que estaba incluso un poquito mejor porque estábamos jugando frente a rivales de la Liga Asobal, pero tampoco voy a negar que ahora estoy teniendo un buen rendimiento.

P. A un lateral que participa mucho más que un extremo en el juego de equipo se le nota mucho más cuando está bien…
R.- Sí que se nota mucho cuando estás en un buen momento. Para suerte o para desgracia los laterales tenemos mucha más participación en el juego y se nota para lo bueno, cuando estás en un buen momento, y para lo malo que también se ve mucho más. Un extremo siempre lo puede disimular un poco más porque tiene menos contacto con la bola.

P.- ¿Hay una sensación la plantilla de revancha por todo lo que pasó el año pasado?
R.- Yo personalmente sí que siento que a lo mejor no nos merecíamos bajar el año pasado. Se juntaron demasiados factores, como lesiones y algunos errores nuestros y también arbitrales en algún que otro partido… y al final terminamos bajando en las últimas jornada. Los que nos quedamos no hemos hablado de revancha, pero sí noto que hay hambre, primero de ganar y después de ascender.

P.- ¿Este Nava de Álvaro Senovilla se parece muy poco al Nava de Zupo?
R.- Sí que difiere mucho de uno a otro. Considero que son dos entrenadores muy distintos, por su manera de ser, su manera de entrenar y también por la forma de jugar que ofrecen. Las jugadas son distintas, y mientras con Zupo teníamos muchas jugadas muy cerradas, con Álvaro podemos alternarlas con algunas otras situaciones.

“Álvaro Senovilla y Zupo son entrenadores muy distintos tanto por su manera de ser
como por su forma de entrenar
y de jugar”

P.- ¿Se esperaban un Novás como el que ha surgido en la primera vuelta de la liga?
R.- El Novás nos agarró un poco desprevenidos, si bien sabíamos que son un gran equipo. A estas alturas de la temporada nosotros también hemos tomado más confianza porque hemos jugado un poco más, y posiblemente si jugáramos ahora frente a ellos el resultado podría ser otro, pero eso ya no va a ser.
Veo al Novás parecido a lo que fue Cisne en años anteriores, con un grupo de jugadores que juegan hace mucho tiempo juntos y se conocen muy bien. Han logrado una buena dinámica de equipo y han hecho seis de seis ganados porque tienen un bloque muy sólido.

P.- Es decir, que puede hacer más el conocimiento de los compañeros que la calidad individual.
R.- Es que puedes tener muy buenas individualidades, pero en realidad quien gana es el equipo compacto, uno en el que se conozcan los jugadores. Los años de conocerse influyen muchísimo más que cualquier otra cosa. Una buena individualidad y un equipo que acompañe puede brillar, pero al final en todas las categorías si hay un equipo que se conoce bien y sus compañeros tienen confianza entre ellos… eso influye muchísimo.

 

“Una buena individualidad y un equipo que acompañe pueden ganar partidos, pero los años de conocerse influyen mucho más”

 

P.- El Nava va a lograr acabar la primera fase como primero de grupo?
R.- Nuestro objetivo, como siempre, va a ser ganar todo lo que nos queda. Yo creo que Novás en algún momento dejará de pisar el acelerador, pero a lo mejor lo sigue ganando todo, y si hace eso se le felicita, y a seguir. Pero en algún momento pueden empezar a flaquear, y ahí es cuando nosotros tenemos que estar. Nosotros flaqueamos al principio que perdimos contra ellos y empatamos en Aranda, por eso nuestro objetivo ahora tiene que ser sumar todos los puntos que podamos y ver con cuántos entramos en la segunda fase.

P.- ¿Al equipo le queda mucho margen de mejora?
R.- Sí, creo que aún se pueden pulir muchas más cosas, yo personalmente, y el equipo en sí también. Si bien al principio nos costó, ahora parece que esas trabas que teníamos se están disolviendo, pero todavía podemos dar mucho más.

P.- Preguntar a un argentino si es futbolero es como preguntarle al sol que si sale por las mañanas. ¿Cómo ve a Argentina en el Mundial?
R.- Yo me ilusiono como siempre. La mayoría de los países tienen a Argentina, o de favorito o entre los principales favoritos, y yo también. Ahora estoy viendo fútbol en los canales argentinos, y me siento aún más de mi país. La mayoría de la gente allá piensa que es el último Mundial de Messi, pero también de ese grupo de jugadores. Durante años vimos que el grupo nunca terminaba de encajar con un entrenador, pero ahora con Scaloni parece que va todo bien. Ganamos la Copa América el año pasado y la cosa tiene buena pinta.

P.- Y este Nava tiene buena pinta para ascender?
R.- Sí. No me he fijado mucho, pero creo que somos el equipo que menos goles ha encajado, y si pulimos un poco más la defensa creo que tenemos muchas posibilidades de ascenso.

P.- Es decir, que los ascensos se ganan en la defensa más que en el ataque.
R.- Las dos cosas son importantes, pero una buena defensa te da muchas garantías. Además, teniendo a Patotski en la portería que también es muy bueno, la verdad es que para nosotros una buena defensa te dan una garantía de poder ganar un partido en el que puede que no estés acertado en el ataque.