La pretemporada del Viveros Herol Nava está inmejorable en lo que a resultados se refiere, con tres holgadas victorias frente a rivales de la misma categoría que el conjunto navero, y Álvaro Senovilla se muestra satisfecho por ello, pero más incluso por las sensaciones que ofrece el equipo “y por cómo se están haciendo las cosas”, que por los marcadores en sí.

P.- ¿La pretemporada transcurre dentro de los parámetros que se habían establecido?
R.- Sí. Vamos poco a poco elevando el nivel de exigencia. Los chicos tienen que ir aprendiendo nuestra forma de hacer las cosas, el lenguaje que uso y la manera en la que preparamos los partidos.

P.- Las sensaciones son difícilmente mejorables.
R.- Yo valoro el día a día y no tengo la tentación de comparar rendimientos de jugadores de un año para otro. He visto jugar al Balonmano Nava de años anteriores pero intento obviar las comparaciones y partir de cero porque creo que es lo más sano.
Partiendo de esa base, me gusta que el equipo sea un equipo contento, en el aspecto de que entrene bien, con intensidad y que no escatime esfuerzos. Por ese lado estoy muy satisfecho porque el plantel sí se está mostrando de esta manera y se ha comprobado en los partidos.

P.- Seguro que a ojos del técnico no todo ha sido tan bueno.
R.- Por supuesto que no. Hay cosas que debemos mejorar, pero tengo un equipo al que le gusta que sea exigente. Más allá del resultado, que está muy bien, intento ir más al funcionamiento de lo que hemos trabajado y de la manera en lo que nos hemos aplicado en el trabajo.

P.- ¿Todos cumplen?
R.- Sí, y se está viendo que todo el mundo está a buen nivel. Ahora estamos haciendo dos rotaciones en los partidos, y vemos que puede ser un arma que podemos aplicar en la temporada. Apuntado esto, vamos a buscar otras cosas.

P.- Hay jugadores como Patotski y Smetanka que están mostrando un nivel muy alto.
R.- Dzmytri tiene menos carga de trabajo específica en portería, en el sentido de que está compartiendo los amistosos con otros dos compañeros, y ese tiempo lo empleamos en mejorar en el apartado físico, en tener más comunicación, en que él se encuentre más preparado para parar… y por ese lado las cosas van bien. Con Smetanka he partido de cero, intentando en un principio potenciar lo que hace bien, y posteriormente sacándole de la zona de confort, porque eso es algo que van a hacer los rivales en la competición. Él viene de una temporada muy dura, porque llegaba a un equipo de Asobal con la presión que eso conlleva, y acabó descendiendo, algo que para un chico tan joven es muy duro. Yo tengo mi forma de hacer las cosas, y creo que vamos bien con él, como con el resto de la plantilla, incluyendo a jugadores que con Zupo tenían más protagonismo y que ahora se están adaptando a otro modo de jugar. El ambiente está ayudando muchísimo.

P.- Lo que se ve es que al equipo le encanta correr.
R.- Prácticamente es lo que hacemos todos los días. La idea es intentar aprovechar al máximo todo nuestro potencial. Tenemos jugadores que son buenos tomando decisiones en carrera y que pueden explotar muy bien sus posibilidades de esta manera. Además, ese es un juego que nos carga menos, porque es cierto que corres, pero no estás chocando en tantas ocasiones con el rival, así que por ese lado es más agradecido, y lo que hemos podido ver es que con este sistema poco a poco vamos doblegando a los rivales en el aspecto anímico, que también es uno de nuestros objetivos.

 

“No esperaba las tres victorias tan holgadas que hemos obtenido, porque son rivales de nuestra categoría”

 

P.- Lo que es innegable es que el equipo ha ganado en pretemporada a tres de los rivales de la Plata con mucha holgura.
R.- Y es algo que no esperaba. Además, tenemos el añadido de que hemos empezado la pretemporada casi de los últimos. Por ejemplo, ante Aranda tenía dudas porque el rival llevaba una semana más de entrenamientos, algo que a estas alturas se nota. Sorprende para bien la capacidad de sacrificio que tiene el equipo, que sigue dando parcial tras parcial.

P.- Y es indudable que hay aspectos por mejorar. ¿En cuál de ellos quiere incidir?
R.- Un buen equipo siempre debe tener un buen balance defensivo. Y aunque este aspecto lo estamos haciendo muy bien, debemos tener muy integrado el intentar ser un equipo al que prácticamente le sea imposible recibir goles de contraataque. Queremos ser un equipo que siempre obligue al rival a que ataque en estático, porque si logramos eso nunca nos lograrán sacar de la pista. Además hay que dominar las situaciones de inferioridad/superioridad. Pero estamos en la tercera semana de pretemporada, y las cosas van muy bien.

 

“Lo normal es que en la Copa el Ademar nos pase por encima, pero intentaremos hacerlo lo mejor que podamos”

P.- ¿Ante el Ademar sí habrá que pensar en objetivos más allá del resultado?
R.- El Ademar es de Asobal, y tiene tres semanas más de trabajo y cinco amistosos más, así que lo normal es que nos pase por encima. Pero en la pista intentaremos hacerlo lo mejor posible, porque este es un partido para sacar conclusiones. Vamos paso a paso en la pretemporada, y este encuentro va a ser como dar tres a la vez. Posiblemente el rival nos saque los colores en muchas cosas, pero este partido nos vendrá bien para sacar lecturas para trabajar, independientemente del resultado. Competiremos con lo que podamos, e intentaremos dar toda la guerra que seamos capaces, sabiendo que es complicado que estemos a su nivel.