Publicidad

La Gimnástica Segoviana inició la cuarta semana de entrenamientos sin mayores novedades, con la plantilla entrenando con normalidad en el campo de La Albuera, soportando el intenso calor de finales de julio, y con los jugadores tratando de cuidarse al máximo, puesto que un positivo por Covid-19 de cualquier jugador a estas alturas pondría muy complicada la participación del futbolista en el play off express y obligaría a extremar aún más las medidas de precaución con el resto de compañeros.

De momento, el segundo de los test que pasó la plantilla señaló que ninguno de los que se realizaron la analítica dio positivo en coronavirus, y gracias a ello y a las gestiones que ha realizado el club y el Instituto Municipal de Deportes se han podido cumplir todos los requisitos que pide la Circula 90 de la Federación Española de Fútbol para poder organizar los partidos amistosos de preparación, evidentemente a puerta cerrada.

Es más, para la jornada de hoy el club tenía previsto disputar el primero de ellos ante la Cultural Leonesa B, pero en la jornada de ayer se encontró con la callada por respuesta por parte del conjunto leonés, inmerso en la fase de ascenso a la Segunda División A que ha contactado con varios clubes de la Comunidad como el Valladolid B o la Arandina para disputar esos partidos amistosos, pero que a la Segoviana parece haberle dado con la puerta en las narices. A última hora, el club azulgrana intentó ponerse en contacto con el Adarve madrileño para tratar de ‘salvar’ ese partido amistoso.

El rival que sí está confirmado para el compromiso del próximo sábado será el Toledo, que disputará en Alcázar de San Juan la semifinal de su play off de ascenso a Segunda B frente al Socuéllamos y que será una más que buena piedra de toque para los de Manu González, que también tenían previsto disputar un último amistoso el sábado 11 de julio frente al Navalcarnero, aunque el conjunto madrileño ha mostrado ahora su preferencia por jugar en hierba artificial, por lo que se estudia traer a La Albuera a otro rival, en este caso el Valladolid B.

Preparación física destacada

En una situación como la que ha vivido el equipo, el trabajo de preparación física que ha llevado Alberto Ginés ha sido más que destacado. El preparador de la Segoviana alaba el compromiso del equipo “en el que nadie se ha desmarcado durante el confinamiento. Todos llegaron en peso, y con un muy buen estado de forma. Conozco a la plantilla y desde el primer día en el que dejamos de entrenar comenté a mis compañeros del cuerpo técnico que los futbolistas iban a llegar aún mejor de lo que se fueron. No me equivoqué”.

Así pudo Ginés trabajar mejor con los jugadores en una ‘pretemporada’ no tan atípica “puesto que se parece bastante a las que hacemos para llegar al primer partido de la temporada en el mejor momento posible”. Es cierto que las dos primeras semanas el trabajo se hizo algo más difícil “ya que tuvimos que hacer cuatro grupos de cinco jugadores y siempre es complicado puesto que el fútbol es deporte colectivo”, pero la plantilla se adaptó perfectamente y supo llegar en un buen momento a las dos últimas semanas de trabajo.

Ahora llegan los momentos más duros, “esos en los que no sabes si es más importante el trabajo físico, el de concentración para el partido, o el mental para tratar de cuidarse lo máximo posible”, señala Ginés, que con su trabajo se ha ganado el respeto de una plantilla “muy comprometida”.