Publicidad

La jornada de descanso que superó la Gimnástica Segoviana el pasado fin de semana no le deparó excesivos daños a efectos de la clasificación, con el equipo situado en la tercera plaza, y sí ha conseguido algo que no se producía desde hace un buen número de jornadas, como es que la enfermería azulgrana no tenga un solo inquilino de cara al encuentro que, a partir de las cinco de la tarde, disputará el conjunto gimnástico frente al Burgos Promesas, y que decidirá la segunda plaza de la clasificación en esta decimoquinta jornada de Liga.

Teniendo en cuenta que el Zamora está cogiendo una más que tranquilizadora renta de puntos después de superar al Salamanca B en el encuentro adelantado de la vigésima jornada, el partido entre segovianos y burgaleses tiene su importancia, porque no solo está en juego la segunda plaza, sino también asentarse en unos puestos de fase de ascenso que dependiendo de los resultados del fin de semana (y aunque indudablemente aún queda mucha liga) pueden quedar medianamente aclarados.

UN RIVAL DIFÍCIL DE GANAR

El Promesas es, junto al Zamora, el único equipo que aún no conoce la derrota en la liga, aunque los dos últimos empates frente al Salamanca B y el Almazán le han alejado un poco del liderato. Tiene el mejor sistema defensivo del grupo, con apenas seis goles encajados en toda la competición, y ni Zamora ni Arandina han sido capaz de superarle.

Como quiera que Manu González confecciona su once dependiendo de las virtudes del oponente y que cuenta con todo su plantel disponible, las variantes que maneja el técnico son muchas, y muy variadas. Con Rubén recuperado para el lateral zurdo, Asier tiene sus opciones de pasar al centro del campo junto a Manu en la que sería la principal novedad en el equipo, que hasta la jornada de descanso acumulaba tres victorias consecutivas.

COPA DEL REY

La Copa del Rey estrena formato de competición, y lo hará con la inclusión de más de veinte equipos de Tercera División, más diez de la Regional de Aficionados, y los cuatro semifinalistas de la Copa RFEF, que junto a los equipos de Primera, Segunda y 38 de Segunda B conocerán hoy a sus rivales de primera ronda, de la que quedan exentos los cuatro equipos que disputan la Supercopa de España, Real Madrid, FC Barcelona, Valencia CF y Atlético de Madrid.

El sorteo, que se llevará a cabo a las doce y media de la mañana en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, emparejará en primer lugar a los diez equipos de Regional frente a los de Primera División. Los seis equipos de Primera que no salgan en este primer sorteo, pasarán a integrarse con los 22 equipos de Segunda División, quienes se cruzarán con los 21 conjuntos de Tercera más los 4 semifinalistas de la Copa RFEF. Los tres equipos de Primera y/o Segunda que no hayan tenido rival en el sorteo anterior serán emparejados con tres rivales de Segunda División B.

Por último se sortearán los emparejamientos que medirán al resto de equipos de la Segunda B. Quedará un equipo exento, que pasará a la siguiente eliminatoria. El sorteo de la segunda ronda tendrá lugar el 20 de diciembre, y entrarán en el bombo los vencedores de la primera ronda más el club que haya quedado exento.

Por lo tanto, es seguro que a la Gimnástica Segoviana le tocará jugar la primera eliminatoria de Copa del Rey frente a un conjunto de Primera o de Segunda División, a partido único que se celebrará los días 17, 18 o 19 de diciembre y que se celebrará en campo de La Albuera.
Además, tal y como anunció el presidente de la Federación Española de Fútbol a los clubes, el pasado 4 de noviembre, el conjunto azulgrana percibirá la cantidad de 23.000 euros por haberse clasificado para la Copa del Rey. El premio económico por pasar de esta primera ronda será de 35.000 euros.