El Turégano se encuentra a un solo paso de disputar una histórica eliminatoria de la Copa del Rey de fútbol frente a un conjunto de Primera División. Pero ese paso no es precisamente de los pequeños, puesto que para conseguirlo deberá eliminar al Velarde CF de Cantabria otro conjunto de Regional que tiene puestas tantas ilusiones en la competición como el equipo tureganense.
El sorteo de la fase previa de la Copa del Rey que se llevó a efecto en las instalaciones de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas puso en el foco a todos los equipos modestos a los que su excelente campaña 21/22 les premió con esta clasificación para el torneo del K.O. Así, el Turégano quedó enclavado en el Grupo 1, junto a los representantes de Galicia, Cantabria, Asturias, País Vasco y La Rioja.

LO PEOR, EL VIAJE

Como le sucediera al Unami en la pasada temporada, el sorteo deparó que el equipo que dirige Luis Bertó tenga que desplazarse para jugar la eliminatoria a partido único, que se celebrará el próximo 19 de octubre en el estadio de ‘La Maruca’ de la localidad cántabra de Muriedas, en horario aún por determinar.
El Velarde, uno de los clubes con solera en Cantabria con más de medio siglo de historia, tiene un historial de veinte temporadas en la Tercera División, la última de ella en la campaña 17/18, y logró su clasificación para la Copa del Rey tras proclamarse campeón de la Copa Federación Cántabra de Fútbol.

La eliminatoria se disputará a partido único el 19 de octubre en el estadio ‘La Maruca’ de Muriedas, tal y como deparó el sorteo celebrado en Las Rozas

“Estamos en un buen momento, y nos van los retos”. Esas fueron las primeras declaraciones de Luis Bertó al conocer al rival de la fase previa de la Copa del Rey, que pondrá a prueba el buen momento de ambos conjuntos, puesto que el Turégano ya está situado entre los mejores equipos de la Regional de Aficionados, mientras que el Velarse suma cinco victorias consecutivas en el arranque de la competición en la Regional cántabra.
Sin duda, lo peor del encuentro para el conjunto segoviano será el hecho de jugar entre semana, lo que de manera lógica retraerá a los aficionados del equipo tureganense a realizar el desplazamiento hasta Muriedas para apoyar al equipo, como sí lo hicieron en masa para estar al lado del plantel en la final por el ascenso a Tercera. El reto se presenta mayúsculo para el equipo segoviano, pero el premio de jugar ante un equipo de Primera División merece el esfuerzo.