La situación sanitaria camina (muy) poco a poco a mejor, pero todavía queda mucho que recorrer antes que las actividades deportivas puedan celebrarse con la normalidad anterior a la aparición del Covid.

Una de estas modalidades deportivas que está intentando retornar a la normalidad, consiguiéndola en su nivel más alto del profesionalismo, es el ciclismo, que ha conseguido celebrar sus pruebas más prestigiosas en este año 2021, a base de meter a los ciclistas en una ‘burbuja’ sanitaria, y reclamar a los aficionados que vean las carreras por la televisión y no se agolpen en la línea de meta.

Pero una cosa es que los profesionales puedan disputar las carreras, o que incluso las federaciones puedan disputar campeonatos como el autonómico de contrarreloj que se celebró hace escasas fechas, y otra es que los ciclistas de las categorías inferiores puedan competir sin riesgos. Y, hasta la fecha, y con una cuarta ola de la pandemia que no es tan fuerte como las anteriores pero que no acaba de remitir, la situación sanitaria sigue sin parecer la más propicia para el ciclismo amateur.

La Semana incluía varias pruebas de escuelas y cadetes, además de la 58 edición de la Vuelta Ciclista a Segovia

La Unión Ciclista Segoviana, que durante el año 2020 se había visto obligada a aplazar primero, y suspender después, la Semana de Ciclismo Segoviano que durante las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro pone al deporte de la bicicleta en uno de los principales planos deportivos de la ciudad, había preparado una nueva Semana del Ciclismo para 2021, que incluían varias pruebas para las escuelas y las categorías cadete, amén de la celebración de la 58 edición de la Vuelta Ciclista a Segovia para las categorías élite y sub-23, que los días 27 a 29 de junio tenía previsto recorrer las carreteras segovianas durante tres etapas.

Sin embargo, esta Semana del Ciclismo segoviano que se iba a prolongar desde el 12 al 29 de junio tampoco podrá celebrarse en las fechas previstas, puesto que las actuales medidas de la Junta de Castilla y León no permite la concentración de personas, y aunque entra dentro de lo posible que estas medidas pudieran no ser las mismas a mediados del mes de junio, se ha decidido esperar a que la situación sanitaria sea más propicia para poder llevar a cabo las pruebas, al estilo de lo que han hecho en Cuéllar con la Clásica de La Chuleta, o la Marcha Cicloturista Internacional Pedro Delgado, que tampoco celebrarán sus respectivas ediciones del año 2021.

La ‘Nico’ sigue adelante

Uno de los pocos eventos de ciclismo que se mantienen en el calendario es la Marcha Cicloturista Memorial Nico Abad, que en la jornada del pasado lunes abrió su plazo de inscripciones de cara a la quinta edición que se celebrará el 25 de julio, con salida y meta en Sotosalbos, y que está limitada a 500 participantes. El coste de la inscripción es de 35 euros para los federados y de 47 euros para los no federados, y para evitar aglomeraciones, el Club Ciclista Sotosalbos enviará a los domicilios de los participantes el maillot, el avituallamiento técnico y el dorsal.