Publicidad

Una ‘liga de supervivencia’. Así catalogó David Pisonero, técnico del Atlético Valladolid, la temporada en una Liga Asobal que, al igual que el resto de las competiciones deportivas, no está al margen de la pandemia del Covid-19.

Y es que prácticamente desde la primera semana de competición, en cada jornada se ha producido un aplazamiento de algún partido, con el Ciudad de Logroño, el Benidorm y el Villa de Aranda llevándose la ‘palma’ con varios positivos que han obligado a confinar a sus plantillas durante varios días, impidiendo en el caso del equipo levantino su participación en la Copa EHF, y al arandino a suspender varios partidos de competición oficial.

El Viveros Herol Nava está siendo uno de los equipos menos afectados por la pandemia porque, teniendo en cuenta siempre ese ‘factor suerte’ que en ocasiones juega en contra, está realizando un enorme trabajo con la plantilla y el cuerpo técnico, tratando de tener el máximo control sanitario, siempre en la medida de lo posible.

11.000 euros… de momento

Solo así se entiende que en Nava de la Asunción, una de las poblaciones segovianas a las que el Covid-19 puso al borde del confinamiento hace ya algunas semanas, el equipo se haya ‘salvado’ sin un solo positivo. Los análisis y las pruebas PCR semanales están desajustando el presupuesto del club, tanto es así que se están realizando gestiones para buscar algo de ‘ayuda externa’ que pueda volver a ajustar esas cuentas de ingresos y gastos.

Cada semana desde que se inició la pretemporada, todos los jugadores del equipo más los integrantes del cuerpo técnico y los auxiliares que viajan con ellos se han realizado diversos análisis siendo, hasta la fecha, un mínimo de dos PCR por miembro del equipo, más un mínimo de cinco test serológicos obligatorios para poder disputar cada jornada de Liga.

 

El club ya ha abonado 11.000 euros en la realización de las pruebas para la plantilla, cuerpo técnico y auxiliares

 

El coste de estos análisis que están realizando cada fin de semana 25 integrantes del Balonmano Nava ha llevado al club a hacer un desembolso que actualmente asciende a 11.000 euros. Teniendo en cuenta que apenas se llega a los tres meses de temporada, el coste total de todas las analíticas que tendrá que realizar el conjunto navero hasta el final de la campaña 20/21 se ‘disparará’ hasta el entorno de los 50.000 euros. Y no será difícil que el resto de clubes de la Asobal lleguen también a esa cifra, teniendo en cuenta que la liga consta de 34 partidos, a los que hay que sumar los de la Copa del Rey para los conjuntos que consigan clasificarse.

De 1.150 socios, a 750

Por ello resulta difícil mantener un presupuesto más ajustado este curso que en los precedentes, puesto que al mayor gasto en analíticas se viene a unir el descenso de ingresos, que en el caso del conjunto navero viene por un descenso de cerca de 400 socios, pasando de 1.150 a 750, “y gracias, porque muchos de ellos no pueden ver los partidos en el pabellón”, ya que la restricción de aforo lleva a que solamente doscientos socios puedan ver cada sábado al equipo en casa, por lo que el ingreso en concepto de entradas ha pasado a ser… de cero euros.

Lituania convoca a Lukas Simenas

El club recibió en la jornada de ayer la convocatoria de Lukas Simenas con la Selección de Lituania para la concentración que el combinado del país báltico realizará los próximos 2 al 9 de noviembre y a la que el jugador, un habitual en la selección lituana, acudirá siempre que la situación sanitaria así lo permita.