Cidao continúa con dolor en la rodilla y peligra su participación ante ElPozo

    En el entrenamiento de ayer el portero se resintió de su lesión, por lo que se prevé que tenga que estar parado una semana más

    3

    A pesar de que solamente se lleva disputada una jornada de Liga en la nueva Primera División, al Caja Segovia ya le toca empezar a lidiar con las inoportunas lesiones. Por culpa de este problema el capitán del equipo segoviano, Cidao, no pudo debutar el sábado frente al Benicarló a causa de una dolencia en la rodilla sufrida con su selección. Aunque, en un principio, la lesión parecía menos grave, según han transcurrido las últimos horas el guardameta cajista ha manifestado que “la rodilla me sigue doliendo, por lo que estoy a la espera de ver cómo paso estos días”.

    De esta forma, la presencia de Cidao el viernes en Murcia de cara al encuentro ante ElPozo está casi descartada, mucho más cuando el médico le ha recomendado mantenerse parado hasta el martes y, ya a partir de entonces, retomar la rutina de entrenamientos con normalidad. Y es que hay que tener en cuenta que, si bien el choque contra ElPozo es importante, dentro de dos jornadas el Inter Movistar acude al Pedro Delgado en otro partido muy destacado.

    El guardameta cajista explica que “el lunes por la mañana realicé ejercicios en el gimnasio, pero desde que llegué a Segovia el miércoles de la semana pasada no volví a entrenar bien, por lo que tuve que hacer varias sesiones de fisioterapia”.

    De esta manera, al inicio de esta semana y en las sesiones de ayer martes el brasileño intentó entrenarse en portería pero, como así confiesa, “seguía notando molestias y después volví a hacerme daño, por lo que no podía esforzarme al notar de nuevo dolor en la rodilla”.

    Hay que recordar que Cidao cayó lesionado el lunes 5 de septiembre durante el calentamiento previo al primer partido amistoso que enfrentó a la selección de Brasil con la de Kuwait. El capitán del Caja Segovia recuerda cómo “justo al final del calentamiento estiré la pierna para parar un disparo abajo cruzado, y giré mal la rodilla”.

    A pesar de todo el guardameta pudo disputar los dos partidos –el lunes y el martes–, pero ya en frío, tras los viajes posteriores de regreso de Kuwait y durante el día de descanso las molestias fueron a más, hasta que se le diagnosticó un esguince en el ligamento lateral de su rodilla.

    A causa de este contratiempo el brasileño, a pesar de que está satisfecho por el triunfo ante el Benicarló, no oculta su tristeza por no haber podido comenzar la temporada “después de haberme preparado durante todo el mes para llegar bien a un principio de Liga tan complicado. Por ello me pesa no poder ayudar al equipo, pero si no estoy al cien por cien prefiero parar y recuperarme del todo, ya que al estas alturas de la temporada sería muy arriesgado forzar”, concluye Cidao.