Beitia se queda sin medalla

    La española choca contra el listón de los dos metros y finaliza quinta.

    0

    La saltadora y capitana española Ruth Beitia se quedó sin medalla en una exigente final de salto de altura femenino durante la penúltima jornada de los Mundiales de Pekín y acabó en la quinta posición del mundo con 1.99 metros, su segunda mejor marca del año, después de no superar en tres intentos el listón de 2.01.

    La joven rusa Maria Kuchina, que llegaba a la cita tras ser primera en el Campeonato de Europa de Pista Cubierta en Praga (1.97 metros), se colgó el oro en su primera participación en un Campeonato Mundial con un concurso limpio hasta los 2.01, en un podio completado por la croata Blanka Vlasic, medallista de plata, y por la rusa Anna Chicherova, bronce tras tres nulos en 2.03.

    La atleta cántabra, una de las mayores bazas españolas a medalla, demostró absoluta solvencia durante los cortes de 1.88 y el 1.92 mientras que en el 1.95 necesitó un segundo intento para colarse entre las seis finalistas. Consiguió mejores sensaciones con el 1.97, que superó a la primera, y pasó con garantías el 1,99 antes de los tres nulos en la sexta ronda de saltos.

    La doble campeona de Europa, que afrontaba la cita mundial en Pekín tras una magnífica temporada en la que ha dominado en algunas pruebas del circuito de la Diamond League, midió contra seis atletas sus opciones de medalla en 2.01, un listón con el que se proclamó campeona en Zúrich y que no pudo superar en ‘El Nido’.

    Su último intento para contar con opciones de medalla coincidió exactamente con el griterío del público por la victoria del atleta británico Mo Farah en la prueba de 5.000 metros. La santanderina no pudo mejorar sus 2.00 metros conseguidos en Roma, mejor marca de la temporada, y acabó como la quinta mejor del mundo a sus 36 años.

    Beitia se mostró insatisfecha con su posición, ya que consideró que estaba en condiciones para obtener un mejor resultado. “Me encontraba bien y estaba saltando bien. No sé lo que ha fallado. Estaba para saltar más. Me voy triste pero hay que mirar hacia delante”, explicó la capitana española, que logró el bronce en Moscú 2013 tras superar el listón en 1,97 metros.

    La doble campeona de Europa restó importancia al ruido del estadio durante su último intento en 2.01. “Cuando compito no me fijo en nada más. No me influye el ruido en el estadio ni nada”, indicó la santanderina.

    Jesús Ángel García Bragado firmó una meritoria novena plaza en los 50 kilómetros marcha, quedando a escasos segundos de un billete para Río de Janeiro en el que era su duodécima participación mundial, una cita que dominó hasta el oro el eslovaco Matej Toth. A sus 45 años, García Bragado volvió a brillar con la experiencia y espectacular preparación que le acompañan. Oro en la que fuera su primera participación en 1993, después lograría dos platas y un bronce, el marchador español estableció un récord con sus 12 Mundiales a la espalda con una prueba a la que no perdió la cara hasta el final. El madrileño firmó una carrera inteligente que le mantuvo entre los primeros hasta la mitad de la prueba. La estrategia de García Bragado se quedó a 43 segundos de entrar entre los ocho primeros y lograr un billete directo para los Juegos del 2016. Su noveno puesto fue una lección más de este veterano del atletismo mundial.