Zamarramala RP Santa Agueda KAM8130
Alicia Calvo y María Elena Rincón, con la alcaldesa Clara Luquero en la presentación de la fiesta. / KAMARERO

El concejo de aguederas de Zamarramala recupera tras el parón del pasado año motivado por la pandemia la fiesta de Santa Águeda con la ilusión de volver a poner en las calles de la fuerada colación la alegría de la fiesta y la esperanza fundada en la prudencia de que el covid no amargue la jornada que reconoce el empoderamiento femenino cristalizado en la santa que da nombre a la festividad.

El Centro Cultural Pinilla albergó ayer la presentación oficial del programa festivo, el primer acto en el que las alcaldesas Alicia Calvo Matesanz y María Elena Rincón Arribas ejercieron el mando ante sus convecinas y las autoridades que se dieron cita para conocer el secreto mejor guardado por las aguederas año tras año, como es el nombramiento de los premios y distinciones que otorgan a personas e instituciones.

Así, el ‘Matahombres de Oro’ recaerá este año en Laura Baena Fernández, fundadora del Club de Malasmadres; y el ‘Ome Bueno y Leal’ será para el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil, Fuerzas Armadas y Policía Local de Segovia, mientras que la periodista y directora de comunicación de la Diputación Provincial Elena Gutiérrez será quien oficie el pregón de la fiesta.

Las alcaldesas justificaron la concesión del ‘Matahombres’ a la fundadora de este colectivo, que reúne a más de un millón de mujeres a través de las redes sociales, por su trabajo para “desmitificar la maternidad y buscar un nuevo modelo social en el que puedan optar a las mismas oportunidades laborales sin que ello suponga no poder ver crecer a sus hijos”. Baena es publicista y comunicadora, y también es fundadora de la asociación ‘Yo no renuncio’, que trabaja por la conciliación de la vida familiar y laboral.

Con el premio ‘Ome bueno e leal’, las zamarriegas han querido reconocer la labor de las Fuerzas de Seguridad del Estado durante la pandemia, resaltando el esfuerzo realizado para “cuidar y proteger a la ciudadanía” en los meses mas duros de la enfermedad. Los responsables provinciales de la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, el intendente de la Policía Local y el director de la Academia de Artillería escucharon con agradecimiento la justificación del premio.

El día grande de la fiesta, el domingo 6 de febrero, se hará entrega también de los títulos de Aguederas Honorarias y Perpetuas a la concejala de Seguridad, Raquel de Frutos; a la diputada delegada de Prodestur y alcaldesa de Abades, Magdalena Rodríguez, así como M.ª del Mar Fernández, Palacios Carmona, Paz Peña y María del Mar Calleja, vinculadas al Patronato del Alcázar.

Servir la fiestas

Tras los nombramientos, las alcaldesas dieron a conocer sus primeras impresiones como responsables este año de “servir la fiesta”. Así, Alicia Calvo recordó que hasta el pasado año sólo la Guerra Civil había conseguido suspender Santa Águeda, pero expresó su deseo de que el regreso de la fiesta suponga también el retorno a la normalidad.

Asimismo, señaló que este año será “especial y diferente”, e invitó a tener el máximo cuidado en la celebración conforme a las recomendaciones sanitarias, y destacó su vinculación a la fiesta desde su infancia, donde veía a su madre “terminar su trabajo para ir a vestir a las alcaldesas durante más de 50 años”.

Por su parte, Elena Rincón destacó que Santa Águeda es una fiesta que “las mujeres la hacían y la hacen grande”, y destacó la importancia de volver a las raíces y la esencia festiva, sin olvidar los aspectos más reivindicativos que simboliza esta celebración como la lucha contra el cáncer de mama y la violencia de género.

Por su parte, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero también se congratuló por el regreso de la fiesta, que definió como “democratizadora”, y expresó el orgullo de las zamarriegas por mantener este elemento identitario de su pueblo pero también de ser el punto de donde se inició y ver cómo “va irradiando a los barrios de la ciudad y de otros municipios”, tener muy presente “esa influencia y peso cultural en todas partes”.