Publicidad

Con ‘Una historia de amor’, contada por David Hernández Sevillano, se despidió de las redes sociales de la Diputación de Segovia ‘El Bibliobús se queda en casa’, una iniciativa puesta en marcha a comienzos del mes de abril desde los Bibliobuses, que ha demostrado ser una manera original de entretener a los más pequeños durante el confinamiento.

Por este motivo, las tres bibliotecarias, Pilar Martín, Mª Jesús Artalejo y Esmeralda Arribas quisieron agradecer la implicación altruista de María Coco, Elvira Sastre, Marisa Alonso, Fuencisla y Antonio de Librería Diagonal, el grupo Yo, Contigo, Niño Cactus, David Hernández Sevillano, José Luis Torrego, Margarita Sanz Lobo, Cuco Pérez, Irene Pérez, Sara Fernández, Lía Bernardo, Pilar Martín, Cristina Oleby y Cristina Rojo, quienes con sus diferentes maneras de contar historias prmitieron, como apunta Pilar Martín, “mantener vivo el espíritu de los Bibliobuses en estos días raros, logrando que los niños de la provincia se acerquen, de algún modo, al placer de la lectura y visiten durante unos minutos los mundos que esta puede brindar”.

 

la Diputación agradece la implicación de todos los participantes, que han mostrado una forma original de entretener a los más pequeños durante el confinamiento

 

Perros, gatos, ballenas, cucarachas, búhos, ratones y hasta el mismo Coronavirus, además de varios niños, han sido algunos de los protagonistas de unas historias que han tenido en ‘La vaca estudiosa’, contada por Margarita Sanz Lobo acompañada del gran músico Cuco Pérez y de la hija de ambos, Irene Pérez, el vídeo más reproducido, dejando tras él una gran lección: nunca es tarde para aprender y nunca es tarde para comenzar a estudiar.

EN DISTINTOS FORMATOS

“Es la esencia de los cuentos: dejar, a través de personajes curiosos y cercanos, que quienes los leen o los escuchan extraigan algún aprendizaje que poder aplicar a sus vidas”, explica Martín, para quien los distintos formatos en los que se han presentado estas historias también es digno de mencionar, puesto que ha habido cuentos contados en verso, cuentos cantados, cuentos teatralizados y cuentos que se han apoyado en manualidades o ilustraciones para ser narrados.

Las bibliotecarias de los Bibliobuses, que continúan planificando futuras actividades que poder llevar a cabo cuando las restricciones sanitarias lo permitan, celebran también que la iniciativa haya implicado a mayores y pequeños, no solo en las visualizaciones, sino también entre los cuentacuentos, entre los que ha llegado a figurar la joven Lía Bernardo, quien quiso leer para los niños de su generación su cuento favorito, ‘Adivina cuánto te quiero’ de Sam McBratney.

Los veintiún cuentos, que han sido publicados en los perfiles de la Diputación de Twitter, Facebook e Instagram los lunes, miércoles y viernes desde el pasado 6 de abril, están disponibles en la web de la Diputación (https://www.dipsegovia.es/bibliobus-en-casa).