hOTUSE RP Concurso Peketapas KAM5487
A la sede de Hotuse acudieron ayer representantes de instituciones y patrocinadores para presentar la ruta. / Kamarero

La Asociación de Empresarios de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse) ha presentado una ruta de tapas, por segundo año consecutivo pero con más establecimientos participantes, que se desarrollará desde mañana viernes, día 22 y hasta el 29 de octubre, coincidiendo con las fechas de celebración de la fiesta de San Frutos. En total son 23 los bares, cervecerías, cafeterías y restaurantes, cinco de ellos de la provincia, que se han sumado a la iniciativa, frente a los 14 del año pasado, con una oferta de 22 tapas, 3 peketapas y 6 cócteles en la tercera edición Royal Bliss.

La iniciativa ha obtenido un amplio respaldo institucional, a través de Prodestur, el organismo de la Diputación para la promoción del turismo en la provincia; Alimentos de Segovia, la marca que también la institución provincial ha desarrollado para dar a conocer productos agroalimentarios de calidad elaborados por operadores locales, y Turismo de Segovia, la Empresa Municipal de Turismo del Ayuntamiento de Segovia.

Además, el patrocinador principal es Mahou y otra colaboradora destacada es la Fundación Caja Rural. Precisamente, Hotuse ha querido que esta ruta de tapas tenga un componente solidario y parte de la recaudación se destinará al proyecto ‘En La Palma de nuestra mano’, iniciativa de la citada fundación junto a Mundo Laboral y Audacia Comunicación, en contacto con la Federación de Empresarios de La Palma, para la consecución de un parque infantil en esta isla canaria, cuya población está viviendo momentos muy difíciles por la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

Aunque, al igual que en el año pasado, la ruta no es competitiva, tanto la Diputación como el Ayuntamiento de Segovia han querido premiar a las elaboradas con Alimentos de Segovia, la primera, y a las que incluyan productos de kilómetro cero ecológicos, en el caso del galardón con patrocinio municipal.

El presidente de Hotuse, Jesús Castellanos, ha comentado en rueda de prensa que este año la situación es diferente a la de octubre de 2020, cuando la hostelería se enfrentaba a muchas más restricciones que las actuales y aseguró que el sector “está obligado a ser positivo” en un momento en el que durante las últimas semanas la llegada de visitantes nacionales ha sido “masiva”, “Segovia vuelve a liderar el turismo de interior, como esperábamos” y los establecimientos de hostelería trabajan bien en general.

Con la ruta, en unas fechas en las que tradicionalmente la actividad hostelera se reduce, esta organización empresarial quiere “que la gente de Segovia sobre todo siga en la calle, animada por el buen tiempo que anuncia la predicción meteorológica”. Se trata de seguir “repartiendo felicidad”, ha añadido Castellanos parafraseando al presidente de Hostelería de España, la patronal nacional del sector.

La presentación de la ruta contó ayer, entre otros, con la presencia de Noemí Otero, diputada provincial de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad; Raquel de Frutos, concejala de Seguridad de Segovia; Magdalena Rodríguez, diputada de Prodestur; Beatriz Serrano, de Fundación Caja Rural ; Luis Miguel del Amo, gestor de mercado de Mahou, y Marco Antonio Figueroa, gestor de comunicación de Cocacola.

El coste de la electricidad

El presidente de Hotuse, Jesús Castellanos, asegura que el sector de hostelería todavía “no se ha atrevido” a repercutir en sus precios el incremento del coste de la energía eléctrica.

Castellanos, que reconoce que no todos los establecimientos de hostelería y alojamiento y turismo rural están trabajando al mismo nivel desde la vuelta “a una relativa normalidad”, ha indicado que si la facturación baja de forma importante no es descartable que algunos sí repercutan este invierno el incremento de los costes en los precios al consumidor, e incluso que alguna empresa tenga que hacer frente a una situación de ERTE o ERE.

En este sentido, añade que depende del “bajón” que se produzca después de la campaña de Navidad en la actividad del sector y de la evolución de los costes que supone mantener establecimientos abiertos, por ejemplo, hoteles o los alojamientos de turismo rural.

Se muestra más optimista respecto al sector de bares y restauración y, en este sentido, agradece el apoyo prestado por los clientes locales.

Indica que hay empresas no son conscientes todavía del incremento del coste energético porque las suministradoras fracturan los recibos o alargan en el tiempo su paso al cobro.