Publicidad

La espectacular irrupción de VOX en el panorama político nacional se ha hecho sentir de forma muy sensible en la provincia, donde la formación liderada por Santiago Abascal se sitúa como la tercera fuerza política de Segovia y consigue aupar a Rodrigo Jiménez Revuelta, cabeza de lista al Congreso como diputado  en las Cortes.  Si VOX es el partido triunfador de la jornada electoral  en Segovia,  Ciudadanos es la fuerza política más perjudicada en las urnas, al perder su representación en el parlamento y su lugar de privilegio en la provincia al bajar del tercer al quinto lugar; pero la elevada abstención de más del 25 por ciento y la menor participación han perfilado los resultados.

La jornada del  10 de noviembre entrará en la historia de VOX en Segovia al alcanzar por primera vez en su aún corta historia en la provincia un diputado por esta provincia. El mensaje del partido parece haber calado en el electorado segoviano, que le ha otorgado un total de 14.406 votos, el 17,23 por ciento del total, lo que supone casi tres mil votos y cinco puntos más de porcentaje de voto que en las elecciones del 28-A .

Los resultados devuelven al Partido Popular la hegemonía en la provincia, donde vuelve a ser la fuerza política más votada con 27.654 votos, el 33,08 por ciento del censo total. Los populares recuperan siete puntos de porcentaje de voto y algo más de tres mil sufragios, pero la aritmética política les impide recuperar el segundo diputado, lo que deja fuera del Congreso a Beatriz Escudero y sitúa a Jesús Postigo como único representante del PP por Segovia.

El PSOE no ha sido capaz de revalidar su éxito en las elecciones del 28 de abril donde fue la fuerza más votada, y aunque sube un  1,23 por ciento en porcentaje de voto, pierde algo más de 1.400 votos.  De este modo, los 24.679 votos conseguidos por los socialistas renuevan a José Luis Aceves como parlamentario por Segovia, aunque dejan un regusto amargo a un partido que, a tenor de los resultados de la pasada cita electoral, esperaba poder consolidarse como fuerza más votada e incluso alcanzar el segundo diputado.

El gran perdedor de estas elecciones en la provincia ha sido Ciudadanos. Sin paños calientes, la formación naranja ha perdido el apoyo de casi 12.000 de los segovianos que les votaron el 28 de abril  y que les llevaron a conseguir  un diputado por esta provincia. De este modo, el cunero Eduardo Calvo pierde su escaño a favor de VOX , y se sitúa como quinta fuerza política de la provincia con los 6.747 votos conseguidos, el 8,07 por ciento del total. Las cifras  evidencian el batacazo de los de Albert Rivera, que en abril habían consegudo un total de 18.480 votos alcanzando casi el 20% de los votos de los segovianos.

Podemos –IU mantiene casi intacta su posición política, lo que no ha sido suficiente para que José Luis Ordóñez consiguiera su objetivo de llegar al Congreso. La coalición ha perdido un 0,41 por ciento de votos y ha conseguido el apoyo de 7.727 electores en la provincia, mientras que en el pasado mes de abril fueron 8.931.

En el Senado, los resultados fueron mucho más halagüeños para el Partido Popular, que rompe el empate que tenía con el Partido Socialista y recupera el tercer senador que acostumbraba a conseguir en la provincia. De este modo, Paloma Sanz, Pablo Pérez Coronado y Juan José Sanz Vitorio ocuparán los puestos en la Cámara Alta correspondientes a Segovia, mientras que la socialista Ana Agudíez será la única representante de su partido.